Última hora

Última hora

Tres muertos y cuatro heridos tras el final del secuestro en una cafetería de Sidney

La salida de un segundo grupo de cinco rehenes en un café de Sidney tras más de 16 horas de secuestro precedió a la intervención de las fuerzas de

Leyendo ahora:

Tres muertos y cuatro heridos tras el final del secuestro en una cafetería de Sidney

Tamaño de texto Aa Aa

La salida de un segundo grupo de cinco rehenes en un café de Sidney tras más de 16 horas de secuestro precedió a la intervención de las fuerzas de seguridad. Los agentes lanzaron granadas de aturdimiento y dispararon con fuego real. Tres personas murieron, un hombre, una mujer y el propio agresor, y otras cuatro resultaron heridas.

El suceso mantuvo en vilo durante toda la jornada del domingo a la capital económica de Australia. Poco antes de las diez de la mañana hora local el secuestrador, de origen iraní y simpatizante del grupo Estado Islámico, sembraba el pánico en un local de la calle Martin Place, en la principal zona financiera de Sidney, haciendo cautivas a 17 personas. Un primer grupo de cinco rehenes logró escapar

El comisionado de la policía del estado de Nueva Gales del Sur Andrew Scipione no ha revelado detalles de la operación pero cree que la intervención fue acertada. “Esa decisión fue tomada por equipos responsables, que son los expertos. Lo que no hacemos es competir con aquellos que tienen que tomar esa decisión. La tomaron porque creían que si no entraban se perderían muchas más vidas. Ha sido un incidente aislado. No permitan que suponga una pérdida de confianza al trabajar o visitar nuestra ciudad.”

Los agentes habían acordonado toda la zona y habían asegurado que no actuarían salvo que las vidas de los rehenes corrieran peligro. El autodenominado jeque Man Haron Monis reclamó antes de morir una bandera del Estado Islámico y que le permitieran hablar con el primer ministro Tony Abbott para liberar a sus víctimas.