Última hora

Última hora

Un refugiado iraní simpatizante del grupo Estado Islámico pone en jaque a Australia

Haron Monis, refugiado iraní y simpatizante del grupo yihadista Estado Islámico, de 49 años, ha mantenido en vilo a Australia durante más de 16

Leyendo ahora:

Un refugiado iraní simpatizante del grupo Estado Islámico pone en jaque a Australia

Tamaño de texto Aa Aa

Haron Monis, refugiado iraní y simpatizante del grupo yihadista Estado Islámico, de 49 años, ha mantenido en vilo a Australia durante más de 16 horas. Llegó al país en 1996.

Entre sus reivindicaciones estaba poder entrevistarse con el primer ministro australiano, Tony Abbott, aunque sus motivaciones no están claras.

“Este bolígrafo es mi arma, y estas palabras son mis balas. Lucho con estas armas contra la opresión para promover la paz”, decía a los medios tras haber sido acusado de varios delitos, el año pasado. Entre ellos el de complicidad en el asesinato de su exmujer.

En total pesan sobre él medio centenar de cargos, por agresión sexual y comportamiento indecente, de la época en la que ejerció como curandeo en Sídney, hace una década.

Estaba en libertad condicional por haber enviado cartas ofensivas y amenazantes a las familias de los soldados australianos muertos en Afganistán.

Monis aseguraba recibir ataques constantes del Gobierno australiano y se comparaba con el fundador de Wikileaks, afrimando que los cargos de abuso sexual contra él obedecían a “razones políticas”.