Última hora

Última hora

Alegría y rabia cubana ante el acercamiento diplomático

Reacciones dispares en las calles de La Habana y Miami tras el anuncio de una nueva relación diplomática entre Estados Unidos y Cuba. En la capital

Leyendo ahora:

Alegría y rabia cubana ante el acercamiento diplomático

Tamaño de texto Aa Aa

Reacciones dispares en las calles de La Habana y Miami tras el anuncio de una nueva relación diplomática entre Estados Unidos y Cuba.

En la capital de la isla, imágenes de celebración y de respaldo a la decisión tomada por su presidente.

Tras más de 50 años de tensiones entre ambos países, algunos cubanos aceptan de buena gana un estrechamiento de manos entre Obama y Castro que podría hacer cambiar su vidas:

“Estamos muy felices, hemos estado esperando que esto ocurriera durante muchos años”, confiesa un ciudadano. “El embargo y todas estas medidas contra nuestro país eran ya algo absurdo”.

También existen las voces discordantes con este acercamiento diplomático. En las calles de la pequeña Habana, en Miami, muchos anticastristas rechazan de plano cualquier decisión que suponga cualquier beneficio para el gobierno cubano:

“Estados Unidos es una gran potencia y debe seguir actuando como tal y ponerse los pantalones”, se lamenta una cubana en Miami, “y yo creo que a Obama esos pantalones se le están aflojando”.

Después de 10 administraciones, la de Obama es la primera que hace una serie de concesiones destinadas a acercar a los exiliados con los habitantes de la isla.

“El pueblo de allí va a conocer a la gente de aquí”, añade otro cubano en Little Habana, “y los de allá van a conocer este país más ampliamente, y van a darse cuenta de cuál es la diferencia entre la tiranía y la libertad”.

Desde que comenzara el embargo en 1.961, más de un millón de cubanos se encuentran en Florida, huyendo del régimen castrista y a la espera de una solución que ahora parece llegar de manos de Obama…y de Castro.