Última hora

Última hora

La inmigración ilegal a Europa aumentará en 2015

El año 2014 acabó el miércoles con un enésimo drama de la inmigración que huye de la miseria o de la guerra ya no solo de Africa. Frente a la costa

Leyendo ahora:

La inmigración ilegal a Europa aumentará en 2015

Tamaño de texto Aa Aa

El año 2014 acabó el miércoles con un enésimo drama de la inmigración que huye de la miseria o de la guerra ya no solo de Africa.

Frente a la costa italiana el carguero Blue Sky M, de bandera moldava, llegó finalmente al puerto de Gallipoli. La tripulación lo había abandonado. Navegó a la deriva durante días en el mar Adriático.

A bordo había 900 inmigrantes, de ellos 35 niños pequeños. La mayoría eran sirios que huian de la guerra … sin alimentos, sin agua potable sin mantas.

Una forma de actuar que va a más. Los cargueros pueden llevar centenares de personas y por tanto dar un beneficio de decenas de miles de euros a una tripulación que desaparecerá y huirá sin aviso previo.

Más de tres mil personas han muerto en 2014 intentando alcanzar las costas europeas. En los últimos 15 años 23.000 inmigrantes murieron ahogados.

El mercadeo de los traficantes de seres humanos escapa sistemáticamente a las investigaciones policiales. Es el caso del armador del barco de arrastre que llegó a Lampedusa en 2013: 366 muertos.

Una catástrofe que movió a Italia a poner en pie la operación de salvamento Mare Nostrum. Partiendo de que resultaba intolerable que el Mediterráneo fuera un mar de cadáveres, Roma financió una red que ha permitido salvar 150.000 vidas.

Ha costado 114 millones de euros. Demasiado para un solo país. En noviembre pasado la misión se termina y surge Tritón coordinada por Frontex, el sistema de vigilancia fronteriza de la Unión Europea.

Un total de 21 barcos, cuatro aviones, un helicóptero y 65 oficiales destacados por los distintos estados de la Unión Europea funcionan con un presupuesto de tres millones de euros mensuales.

Pero Triton no es una mision de salvamento. Su fin es vigilar las fronteras más cercanas de Italia, no las aguas territoriales. El Mediterráneo no es más que una de las rutas de los traficantes de inmigrantes pero si es cierto que resulta la más transitada de todas.

Tan sólo a Italia llegaron por el Mediterráneo más de 167.000 inmigrantes en 2014. Un problema de envergadura para el que el gobierno italiano no encuentra remedio.

El flanco más descuidado en la búsqueda de soluciones es requerir a los gobiernos de los países de origen para que no abandonen a sus ciudadanos sin asistencia, algo que en la inmensa mayoría de los gobiernos africanos es asumido como normal.

La tendencia para 2015 es que el flujo a Europa de inmigrantes desdesperados, perseguidos por la guerra, las tiranías y el hambre aumente.