Última hora

Última hora

Pegida, el movimiento islamófobo alemán, gana terreno

Cuando fue creado, hace dos meses, sólo unos cuantos centenares de personas engrosaban las listas del movimiento alemán Pegida, acrónimo de

Leyendo ahora:

Pegida, el movimiento islamófobo alemán, gana terreno

Tamaño de texto Aa Aa

Cuando fue creado, hace dos meses, sólo unos cuantos centenares de personas engrosaban las listas del movimiento alemán Pegida, acrónimo de “Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente.”

Punto de vista

"Les digo a todos aquéllos que van a esas manifestaciones: ¡No sigan a quienes convocan a participar! Porque, frecuentemente, sus corazones están llenos de prejuicios, frialdad, e incluso odio."

Pero desde entonces son cada vez más numerosos, como se constata en la manifestación que organizan todos los lunes en Dresde. La víspera de navidad eran 17. 500 coreando los eslóganes “no a la islamización” y “nosotros somos el pueblo”.

Apoyado por diversos movimientos de Extrema derecha o neonazis y por el euroescéptico Alternativa Para Alemania, Pegida de corte islamófobo, fue creado por Lutz Bachmann:

Lutz Bachmann. Líder de Pegida:
“Alemania no es una tierra de inmigración. La integración no significa vivir unos al lado de otros, sino cohabitar, vivir juntos, bajo los principios judeocristianos del mérito y respetando nuestra Constitución. La cultura alemana tiene raíces judeocristianas determinadas por el cristianismo, el humanismo y la claridad”.

Con un largo pasado judicial a sus espaldas, Bachmann se muestra vago sobre las razones que le llevaron a fundar la agrupación, pero asegura que la manifestación de los kurdos en Alemania contra la guerra en Siria el pasado octubre fue clave.
En una de las pocas entrevistas que ha concedido sostiene que su formación no es xenófoba ni racista, y que tan solo trata de defender su forma de vida frente a imposiciones externas. Uno de sus caballos de batalla es evitar que los refugiados económicos se disfracen de refugiados políticos.

Pero la moderación del discurso oficial del movimiento contrasta con las declaraciones de sus seguidores:
“Mire a los solicitantes de asilo que tenemos en el país. Sólo hay hombres. ¿Dónde están sus familias? Son criminales que han dejado a los suyos en plena guerra”.

Además de ser uno de los principales destinos de los inmigrantes europeos, Alemania es también el país occidental que más refugiados recibió en 2014 debido entre otros, a los conflictos en Siria e Irak. Las autoridades examinaron unas 200.000 peticiones de asilo, el récord de las dos últimas décadas. Al menos un 30% de esos solicitantes recibieron algún tipo de protección social.

Angela Merkel. Canciller alemana:
“Les digo a todos aquéllos que van a esas manifestaciones: ¡no sigan a quienes convocan a participar! Porque, frecuentemente, sus corazones están llenos de prejuicios, frialdad, e incluso odio.”

Tras el discurso de fin de año de Angela Merkel, miles de alemanes se han reunido en diferentes ciudades del país, como aquí, en Munich, para repudiar los principios de Pegida.