Última hora

Última hora

Charlie Hebdo: 35.000 personas en París contra la "barbarie terrorista"

35.000 personas se dieron cita de manera espontánea- con convocatorias en las redes sociales- en la Place de la Republique

Leyendo ahora:

Charlie Hebdo: 35.000 personas en París contra la "barbarie terrorista"

Tamaño de texto Aa Aa

“No tenemos miedo” o “todos somos Charlie”

Punto de vista

Un profeta con una bomba en el turbante no es agradable de ver, especialmente cuando no tienes ideas fundamentalistas. Pero, de la misma manera que yo puedo decidir si me gustan o no esas caricaturas, Charlie Hebdo tenía igualmente derecho a publicarlas, porque vivimos en democracia. Y si no nos gusta, entonces no podemos vivir en democracia

Son algunos de los mensajes más repetidos esta noche en la gran concentración en París en repulsa por el atentado en la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo. 35.000 personas se dieron cita de manera espontánea- con convocatorias en las redes sociales- en la Place de la Republique.

Testimonios recogidos por nuestra enviada especial, Isabel Ces:

“ Acabo de comprar el Canard Enchainé y estoy muy emocionado porque incluye la última caricatura de Cabu y eso es muy duro”

“ He venido con mi hijo y unos amigos porque esta noche me resultaba imposible quedarme delante del televisor escuchando noticias tristes. Yo crecí con Charlie Hebdo, aprendí a dibujar con Cabu y estoy triste esta noche, triste por las familias de las víctimas y triste por mi país”

“ Un profeta con una bomba en el turbante no es agradable de ver, especialmente cuando no tienes ideas fundamentalistas. Pero, de la misma manera que yo puedo decidir si me gustan o no esas caricaturas, Charlie Hebdo tenía igualmente derecho a publicarlas, porque vivimos en democracia. Y si no nos gusta, entonces no podemos vivir en democracia. Hoy ha venido mucha gente aquí, incluidos muchos musulmanes que han querido estar presentes para recordar que esos terroristas que han hecho esto, luchan por satán no por Alá”

Tras un largo silencio en la plaza, resonó de pronto el grito unánime de “Je suis Charlie”, “yo soy Charlie”

Después, los asistentes entonaron la Marsellesa, para al cabo de unos segundos romper en una ovación.