Última hora

Última hora

Un día más, Charlie Hebdo desaparece en unas horas de los kioscos

Cinco millones de ejemplares serán distribuidos durante dos semanas, todo un hito para este semanario francés que vendía 60.000 antes de los

Leyendo ahora:

Un día más, Charlie Hebdo desaparece en unas horas de los kioscos

Tamaño de texto Aa Aa

Cinco millones de ejemplares serán distribuidos durante dos semanas, todo un hito para este semanario francés que vendía 60.000 antes de los atentados y que había pedido a sus suscriptores que hicieran un donativo para subsanar sus problemas financieros.

Punto de vista

"si tuviéramos 1.000, los venderíamos sin problemas."

“Vine a las 6, una hora antes de que abriera el kiosco y ni por esas he podido tener mi Charlie”, asegura la francesa Amelie Goncalves.

“El profeta Mahoma estaba en contra de que se matara a la gente, es intolerable y por eso los musulmanes están tristes”, comenta Aicha Sabri.

En la principal estación de tren de Ginebra en Suiza, el gerente del estanco asegura que no había visto algo así desde la muerte de Michael Jackson, aunque, esta vez, la demanda es mucho mayor. Ya no admiten más reservas porque si no, explica, no les queda nada que vender a los clientes.

“Mañana nos llegarán nuevos ejemplares, pero se venden rapidísimo, si tuviéramos 1.000 los venderíamos sin problemas.”

Una librería de Hong Kong recibió 300 pedidos de clientes horas después de que se supiera que la redacción de Charlie Hebdo iba a sacar adelante un número especial.

“Las revistas satíricas tienen una gran acogida en nuestras sociedades, cuando vemos de qué manera ha sido atacada, creo que debemos responder con nuestro apoyo”, explica Robert Ferguson.

Tan sólo 130.000 de los 5 millones de ejemplares serán destinados a una treintena de países.