Última hora

Última hora

El primer ministro húngaro pide el cierre de las fronteras europeas a los inmigrantes

Poco después de asistir a la manifestación contra los ataques perpetrados la semana pasada en París, Viktor Orban ha pedido a la Unión Europea que

Leyendo ahora:

El primer ministro húngaro pide el cierre de las fronteras europeas a los inmigrantes

Tamaño de texto Aa Aa

Poco después de asistir a la manifestación contra los ataques perpetrados la semana pasada en París, Viktor Orban ha pedido a la Unión Europea que actue con contundencia. Su receta, detener la inmigración con una única excepción: los solicitantes de asilo político.

Viktor Orbán. Primer ministro de Hungría:
“No deberíamos mirar a la inmigración económica como si tuviera alguna utilidad porque solo trae problemas y amenazas para Europa. Por tanto, debe detenerse. Esa es la posición húngara. No queremos una minoría cuantiosa con diferentes tradiciones y trasfondo culturales: queremos que Hungría siga siendo Hungría.”

Tanto la oposición húngara como diversas organizaciones civiles han criticado con dureza el Ejecutivo de Orban, reelegido en 2014, por “seguir las políticas de la extrema derecha.”

Márta Pardavi. Comité Helsinki por los Derechos Humanos:
“La realidad, y no sólo la de los inmigrantes con origen húngaro procedentes de Rumanía, Serbia, etc, sino también de los que vienen de países lejanos, es que son más activos en el mercado laboral que los húngaros, la mayoría tiene trabajo, y pagan más impuestos.”

Con 10 millones de habitantes, Hungría es uno de los países de la Unión Europea con menor población extranjera, con menos del 2%. Sólo el 0,6% son extracomunitarios.

Para la Comisión Europea, antes de modificar el acuerdo de fronteras Schengen hay que aprovechar al máximo las reglas actuales. Su presidente, Martin Schulz, pidió responder al terror con más democracia, apertura y tolerancia.

Martin Schulz. Presidente del Parlamento Europeo:
“Yo hago un llamamiento para que no respondamos con sanciones, con ira. Respondamos de forma racional. Y un enfoque racional no es decir no a la inmigración, sino más cooperación entre los cuerpos de seguridad, más cooperación policial, más cooperación entre los servicios de inteligencia, más cooperación judicial.”

En 2010, Orban aseguró que Hungría necesitaba cuatro millones de inmigrantes para garantizar el crecimiento económico. Cuatro años después, se calcula que unos 350.000 húngaros viven en el extranjero, en su mayoría en Alemania, Reino Unido y Austria.

Andrea Hajagos. euronews:
“Las declaraciones de Viktor Orbán han sorprendido a muchos debido a que en Hungría hay muy pocos inmigrantes económicos, y en cambio, muchos húngaros obligados a emigrar en busca de trabajo. Según los analistas, se trata de un discurso de consumo interno con el que Viktor Orbán podría estar intentando frenar la caída de la popularidad de su partido.”