Última hora

Última hora

Reacciones positivas al discurso de Obama en el distrito de Columbia en Washington

Como pocos lugares en el mundo, Washington es una ciudad donde la gente acude a los bares para ver los discursos políticos, especialmente los de los

Leyendo ahora:

Reacciones positivas al discurso de Obama en el distrito de Columbia en Washington

Tamaño de texto Aa Aa

Como pocos lugares en el mundo, Washington es una ciudad donde la gente acude a los bares para ver los discursos políticos, especialmente los de los demócratas.

El discurso anual del Estado de la Unión es una de esas ocasiones. En el distrito de Columbia, donde el presidente Barack Obama cosechó dos veces en torno a un 90% de los votos, la gente quedó contenta con la intervención de Obama.

Así lo muestran las declaraciones de varios clientes del Capitol City Brewery, un popular bar en el centro de Washington.

“Creo que ha sido muy bueno, directo, creo que está haciendo un buen trabajo”, señaló un cliente.

“Creo que está haciendo un trabajo excelente. Ha enviado un mensaje positivo para el año que viene. Y pienso que es excelente”, dijo otro.

“Creo que Obama dio varios golpes a un montón de problemas. Está tratando de sacar adelante muchas de las cosas que se puso como objetivo cuando fue elegido. Va a tener muchos desafíos con el Congreso”, declaró una clienta.

“Me gustaría que se hicieran más cosas en relación con el cambio climático. Creo que es un problema a largo plazo al que nadie se está enfrentando realmente”, dijo un cliente.

El sexto discurso anual del Estado de la Unión ofrecido por Obama es el primero de su presidencia en un Capitolio con mayoría republicana en ambas cámaras. Lo que hará difícil que sus propuestas salgan adelante.

“El presidente Obama desafió al Congreso republicano con un montón de cuestiones controvertidas, nacionales y exteriores. Eso indica que está dispuesto a gastar el capital político que le queda. Sus dos últimos años en el cargo probablemente serán cualquier cosa menos aburridos”, ha explicado el corresponsal de euronews en Washington, Stefan Grobe.