Última hora

Última hora

Una nueva vida sin bombas

Abandonaron sus hogares en Vuhlehirsk, ciudad en la región de Donetsk y controlada por los rebeldes, huyendo de las bombas. Han encontrado refugio en

Leyendo ahora:

Una nueva vida sin bombas

Tamaño de texto Aa Aa

Abandonaron sus hogares en Vuhlehirsk, ciudad en la región de Donetsk y controlada por los rebeldes, huyendo de las bombas. Han encontrado refugio en Kiev.

En un centro de acogida improvisado, voluntarios se encargan de acomodarlos y darles comida, ropa de abrigo y medicamentos.

La mayoría son mujeres y niños, como Yasha, que nos cuenta su huida.

“Conducimos entre los tanques, papá ralentizó un poco, y justo frente a nuestro coche explotó una mina. Los fragmentos volaron sobre nosotros y gracias a ello seguimos con vida. Nos fuimos de allí. Y luego tuvimos que ir muy rápido, ya que las minas iban cayendo detrás de nosotros”, explica Yasha, un refugiado.

“Aquí estamos al abrigo. Estamos muy contentos, porque de lo contrario no habríamos sobrevivido. No podemos ir a casa, están disparando. La acción militar… De alguna manera se apaciguó y se reanudó de nuevo. Aquí podemos comer, nos dan comida”, dice Natalia, una refugiada.

Algunos no sólo han perdido sus hogares, sino también a sus seres queridos. No tienen muchas esperanzas de poder regresar a su ciudad natal, pero están agradecidos de poder comenzar una nueva vida, sin bombas.

“Ahora, los niños que vinieron de Vuhlehirsk a Kiev pueden relajarse y estudiar con normalidad, porque no vuelan misiles tras las ventanas y pueden dormir en camas calientes”, cuenta Dmytro Polonsky, corresponsal de euronews en Kiev.