Última hora

Última hora

El envío de armas a Kiev sigue diviendo a los países presentes en la Conferencia de Munich

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha querido armonizar una posición que es todo menos común y ha quitado importancia al debate

Leyendo ahora:

El envío de armas a Kiev sigue diviendo a los países presentes en la Conferencia de Munich

Tamaño de texto Aa Aa

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha querido armonizar una posición que es todo menos común y ha quitado importancia al debate interno en Estados Unidos sobre el rearme del Ejército ucraniano. Un tema que no será motivo de disputas entre Bruselas y Washington, según John Kerry.

“Hay algo en lo que todos estamos de acuerdo: que la única solución debe ser diplomática. Creo que las conversaciones en Bielorrusia serán una buena oportunidad para comenzar a ver el fin de este conflicto implementando el acuerdo de Minsk”, ha dicho Mogherini.

El ministro ruso de Exteriores ha acusado a los demás países de cerrar los ojos ante la “limpieza étnica”, ha dicho, en el este de Ucrania.

A la pregunta de qué le parece la decisión de la OTAN de reforzar su fuerza de intervención en el este de Europa, Lavrov ha respondido que “la única manera de mantener la paz en Europa es respetando los acuerdos anteriores. Eso significa, ha precisado, que nadie asuma la seguridad a expensas de la seguridad de otros.”

El Reino Unido se ha mostrado más excéptico, su secretario de Exteriores ha tachado el encuentro de Minsk de “simple aspiración”. A Putin lo ha definido como un “hombre que envía tropas para ocupar el territorio de otro país actuando con la mentalidad de un tirano del siglo XX. Algo que no toleramos”, ha dicho Philip Hammond.

Más diplomático pero en la misma línea, el ministro de exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, se ha mostrado pesimista y ha criticado a Lavrov por no contribuir, ha dicho, a hacer avanzar las negociaciones con sus declaraciones en Munich.