Última hora

Última hora

Obama y Merkel dan prioridad a la diplomacia para estabilizar Ucrania

Prioridad a la diplomacia, por ahora. Estados Unidos y Europa tratan de hablar con una sola vez en la crisis ucraniana. Aunque, Obama no excluye la opción de armar a Kiev

Leyendo ahora:

Obama y Merkel dan prioridad a la diplomacia para estabilizar Ucrania

Tamaño de texto Aa Aa

Estados Unidos y Europa tratan de hablar con una sola vez en la crisis ucraniana. En su encuentro del lunes en Washington, Angela Merkel y Barack Obama aparcaron sus discrepancias para intentar sincronizar las decisiones. Obama, por presiones políticas internas, se inclina hacia la opción de enviar armas a Kiev, pero acepta esperar hasta ver si la propuesta franco-alemana para congelar el conflicto en el este ucraniano da resultados esta semana en Minsk. Aunque recuerda que todas las opciones están sobre la mesa:

Punto de vista

Si la diplomacia fracasa, he pedido a mi equipo que estudie todas las opciones posibles. La posibilidad de enviar armas defensivas letales es una de las alternativas que estamos examinando

Barack Obama, Presidente de EEUU:

“ Si la diplomacia fracasa, he pedido a mi equipo que estudie todas las opciones posibles. La posibilidad de enviar armas defensivas letales es una de las alternativas que estamos examinando. Pero todavía no he tomado ninguna decisión al respecto”

Merkel rechaza enviar armas a Ucrania. Opina que es echar gasolina a un conflicto altamente volátil:

Angela Merkel, Canciller de Alemania:

“ Ya he explicado mi posición sobre el envío de armas a Ucrania. Pero, estén seguros de que, decidamos lo que decidamos, la alianza entre Estados Unidos y Europa seguirá en píe”

Si el plan francoálemán fracasa, Merkel prefiere incrementar las sanciones a Rusia. Obama, armar al Ejército ucraniano, incluso sin el apoyo de la UE.

Stephan Grobe, euronews, Washington:

“ Obama y Merkel han querido dar una imagen de unidad , incluso si hay algunas discrepancias tácticas entre ellos. El objetivo de ambos es que Rusia respete las leyes internacionales, pero cómo animar a Putin a ir en ese sentido es la pregunta del millón de dólares”