Última hora

Última hora

Ambiente optimista en Grecia tras el desacuerdo con el Eurogrupo

Los griegos creen que es posible encontrar una solución sin prolongar el programa de asistencia finaciera.

Leyendo ahora:

Ambiente optimista en Grecia tras el desacuerdo con el Eurogrupo

Tamaño de texto Aa Aa

Grecia cree que es posible encontrar una solución con sus socios de la zona euro. Hemos salido a las calles de Atenas para preguntar a los griegos cuál es su impresión después de las negociaciones que ha mantenido el ministro de Finanzas del país, Yanis Varufakis, con el resto del Eurogrupo. El ambiente es positivo.

“Debemos apoyar al Gobierno. Lo está haciendo muy bien. No tenemos nada que perder. Tenemos que recuperar nuestra dignidad y ellos encontrarán una solución”, ha dicho este hombre.

“Todas las posibilidades están abiertas, pero no creo que permitan que Grecia recurra a Rusia o China. Creo que ellos también tienen dar un paso atrás”, ha respondido este otro.

“Está demostrado que la Unión Europea no cambia. Los trabajadores tienen que salir a la calle y reclamar sus derechos”, ha señalado este hombre.

Grecia pide un programa puente para aligerar la carga de la deuda. El Eurogrupo quiere una prolongación del programa de asistencia financiera, que concluye el 28 de febrero.

“El Gobierno griego no chantajea a nadie. Estamos buscando una solución que sea buena para Grecia pero también para toda la zona euro. No chantajeamos ni tampoco aceptaremos ningún chantaje”, ha señalado Dimitrios Papadimulis, eurodiputado de Syriza y vicepresidente del Parlamento Europeo.

Los griegos desconfían de una prórroga que podría prolongar las políticas que han provocado la pérdida de un 25% de PIB en los últimos años.

Después del desencuentro entre Grecia y los ministros de Finanzas de la zona euro, entrevistamos en nuestro estudio de Bruselas a Gregory Claeys, investigador del centro de estudios Bruegel.

Olaf Bruns, euronews:
Algunos podrán pensar que el Gobierno griego es como un jugador de poker imprudente que no se da cuenta de que empuja a su país hacia el abismo. Otros tendrán la impresión de que la zona euro es un mostruo burocrático sin piedad dispuesto a sacrificar un país por sus principios.

Grégory Claeys, investigador del centro de estudios Bruegel:
“Se puede pensar que el Gobierno griego a veces carece de experiencia pero al final creo que ha sido elegido para cumplir con un mandato concreto, que es terminar con el programa de la troika. Además, sus exigencias son claras y en cierto modo, están justificadas. Es verdad que el Eurogrupo y sus socios europeos ha aplicado una política desde 2010 que finalmente ha sido contraproducente y han subestimado el impacto negativo de la austeridad”.

euronews:
¿Grecia y la zona euro podrían haber exagerado ayer la confrontación para que eso ayude a conseguir, al final, un acuerdo?

Claeys:
“En cierto modo se puede pensar que han exagerado un poco, dando la impresión de que hubo una gran confrontación y que terminó de forma negativa. Pero si nos fijamos realmente en los detalles, parece que ahora están bastante cerca”.

euronews:
Grecia dejó claro quería una extensión del programa, mientras que la zona euro dijo que no puede haber más negociaciones sin prolongar el programa. ¿Cuál es el margen de maniobra?

Claeys:
“Unos quieren un préstamo temporal y otros quieren la extensión del programa. Al final no están tan lejos de sus objetivos. Los griegos no pueden volver a su país y decir a sus votantes que han aceptado un programa que Grecia detesta. Así que es más un problema de semática”.

euronews:
Hay un ultimátum con un plazo muy corto, el miércoles. ¿Qué va a pasar con Grecia si no hay acuerdo?

Claeys:
“El mes que viene Grecia tendrá que pagar parte de sus préstamos, por lo que el tiempo es un problema muy serio. Sin embargo, por lo que hemos visto en los últimos años, al final siempre se llega a un acuerdo aunque sea en el último momento”.

euronews:
¿Cuáles serían las líneas generales de un posible compromiso?

Claeys:
“Creo que deberían ponerse de acuerdo en varios puntos. El primero de todos sería no recortar la deuda. El segundo, apostar por reformas centradas en la lucha contra la evasión fiscal y creo que este punto no ha sido la prioridad de los gobiernos anteriores. Sí lo es para Syriza así que creo que debería trabajar en este sentido porque es algo muy importante. Y el tercer punto tiene que ver con las condiciones de esta deuda. Creo que se puede prolongar un poco la deuda, reducir las tipos de interés para que no sea tan doloroso a corto plazo para Grecia”.