Última hora

Última hora

El Gobierno francés se ve obligado a aprobar por decreto su ley de liberalización de la economía

Al igual que han hecho otros primeros ministros en numerosas ocasiones, Manuel Valls ha decidido no someter a votación la “ley Macron”, que divide a

Leyendo ahora:

El Gobierno francés se ve obligado a aprobar por decreto su ley de liberalización de la economía

Tamaño de texto Aa Aa

Al igual que han hecho otros primeros ministros en numerosas ocasiones, Manuel Valls ha decidido no someter a votación la “ley Macron”, que divide a la bancada socialista.

El ala más progresista del partido mayoritario en el Parlamento anunció que votaría en contra de la norma.

“Hay una posible mayoría en este texto pero no está clara. Es mi responsabilidad y no voy a correr ningún riesgo. No voy a ser el responsable de que este texto que considero esencial para nuestra economía sea rechazado”, decía Valls en la Asamblea Nacional.

La oposición en bloque no ha dudado en aprovecharse de la debilidad parlamentaria del Gobierno de François Hollande y ha decidido lanzar una moción de censura contra el Ejecutivo que será votada el jueves.

“Este Gobierno ya no tiene la mayoría. Se ve obligado a pasar la ley por decreto. El Partido Socialista acabará como el PASOK griego, con el 5% de los votos porque está sumiendo el país en una crisis económica, no resuelve ningún problema y solo obedece a Bruselas”, decía el opositor Nicolas Dupont-Aignan.

A pesar de las divisiones en el seno del Partido Socialistas, todo indica que hasta los más díscolos votarán por la continuidad del Gobierno. Así que lo más probable es que el jueves Valls siga gobernando y la nueva ley liberalice un poco más la economía francesa.