Última hora

Última hora

España: el año electoral que anuncia el final del bipartidismo

España se adentra en un año electoral que culmina con las generales y que anuncia el final del bipartidismo instaurado desde la vuelta de la

Leyendo ahora:

España: el año electoral que anuncia el final del bipartidismo

Tamaño de texto Aa Aa

España se adentra en un año electoral que culmina con las generales y que anuncia el final del bipartidismo instaurado desde la vuelta de la democracia.
Los españoles parecen decididos a cambiar el tablero político en las municipales y autonómicas de mayo. La primera prueba tendrá lugar el 22 de marzo en Andalucía, que renueva su Palamento.

Pese a la recuperación económica con un crecimiento del 1,4% en 2014 y previsiones del 2% este año, los españoles no notan la mejoría. Y no es sorprendente: aunque el paro ha bajado por segundo año consecutivo, sigue a un nivel insostenible, el 23,7%, y sin perspectivas a corto plazo de nuevas bajadas.

Los españoles también han sufrido las consecuencias de los drásticos recortes presupuestarios impuestos por el Gobierno conservador. Las ayudas a las familias con hijos están entre las más bajas de Europa y se limitan a hogares cuyos ingresos anuales sean inferiores a 11.519 euros brutos.

España se ha convertido también en el país de la UE en el que ha aumentado más la desigualdad en el reparto de la riqueza, por detrás de Letonia y por delante de Portugal, Grecia e Irlanda, según eurostat.

Pero esta etiqueta de “Gobierno de la desigualdad” no ha beneficiado al principal adversario histórico del PP, el Partido Socialista, sino a Podemos, una formación izquierdista nacida hace un año que hace campaña contra la austeridad y la corrupción. Su terreno de caza son los electores socialistas y de la izquierda desilusionados.

Para el PP de Rajoy, la amenaza viene en cambio de Ciudadanos, el partido liderado por el catalán Albert Rivera que como el Gobierno, se opone al independentismo catalán.

El sondeo realizado en febrero por el diario El País muestra la amplitud del seísmo. Podemos es el primer partido en intención de voto y Ciudadanos emerge como cuarta fuerza política. Ninguna de las dos formaciones tiene representación en el Parlamento actual. Ambas fustigan la corrupción de los partidos que han estado en el poder, cuyo paradigma es el llamado escándalo Bárcenas. El extesorero del Partido Popular acaba de salir de 19 meses de prisión preventiva. Pero el caso no está cerrado y podría volver a sacar los colores al PP de cara a las elecciones. La corrupción es junto con el paro, la principal preocupación de los españoles.