Última hora

Última hora

Nicolas Hénin: "Es imposible luchar contra el grupo Estado Islámico sin intentar comprender quiénes lo integran"

Para la mayoría de la gente, el atractivo del grupo Estado Islámico es difícil de entender pero, obviamente, sus mensajes de violencia llegan a sus

Leyendo ahora:

Nicolas Hénin: "Es imposible luchar contra el grupo Estado Islámico sin intentar comprender quiénes lo integran"

Tamaño de texto Aa Aa

Para la mayoría de la gente, el atractivo del grupo Estado Islámico es difícil de entender pero, obviamente, sus mensajes de violencia llegan a sus fieles. Nicolas Hénin es un periodista francés, que fue rehén del grupo durante cerca de un año. Intenta unir las piezas de este puzle y acaba de publicar un libro “Jihad Academy”. Es el invitado de Isabelle Kumar en esta edicion de The Global Conversation.

  • Nicolas Hénin es un periodista francés de prensa, radio y televisión
  • Fue secuestrado en la ciudad siria de Raqqa por los yihadistas del Estado Islámico
  • Estuvo como rehén desde junio de 2013 hasta su liberación en abril de 2014
  • Durante su secuestro compartió celda con otros rehenes occidentales
  • Acaba de publicar el libro “Jihad Academy”

Isabelle Kumar, euronews: Comienza su libro con la escena atroz de la ejecución del periodista estadounidense James Foley, a quien conocía bien porque ambos estuvieron secuestrados juntos. Pero tengo la impresión de que está enfurecido, que esta muerte le ha tocado mucho, ¿es así?

Nicolas Hénin: Yo lo encuentro indecente. James Foley, antes de nada, era mi amigo. Era una de las personas más formidables que he conocido a lo largo de mi vida. No se trata de minimizar su muerte. Lo que quiero evitar es que sea instrumentalizada. Encuentro indecente que, en este caso, al matar a James Foley el mundo redescubra Siria, redescubra el problema de la yihad, redescubra los desafíos del Estado Islámico. Cierto, James Foley fue asesinado, pero ya teníamos por aquel entonces 200.000 muertos por el conflicto en Siria y más de 150.000 en Irak. Hay que mantener el sentido de la proporción. Nuestros muertos no tienen más valor que los muertos de allí.

euronews: Entonces, ¿por qué comienza el libro con su muerte?

Nicolas Hénin: Porque su muerte me conmocionó profundamente. Y porque el tratamiento que se ha hecho de ella me ha sorprendido.

euronews: ¿Qué sintió mientras escribía su libro?

Nicolas Hénin: Tuve un sentimiento de liberación. Los diez meses que estuve como rehén en Siria, si los vemos desde un cierto punto de vista, fueron como un reportaje fallido, porque volví con las manos vacías.

Para mí, profesionalmente, ha sido un motivo para hacer algo con esos diez meses, que si no, habrían sido diez meses perdidos de mi vida.

euronews: Hemos pedido a nuestros internautas que nos envíen sus preguntas para esta entrevista. Me gustaría hacérselas llegar. Charles Cleary pregunta: “¿Estas personas”, se refiere a los militantes del Estado Islámico, “son malas, tienen miedo o son simplemente devotos de sus convicciones?”

Nicolas Hénin: Es una pregunta muy interesante porque es imposible luchar contra el Estado Islámico sin intentar comprender quiénes son los que integran sus filas. Hay muchas personas que están perdidas, que viven en una especie de desierto cultural y que reemplazan este desierto cultural, esta especie de vacío, por la idea de que pueden hacer algo, tomar las riendas de su vida y ayudar de verdad.

Creo que mucha gente, muchos de los yihadistas que parten para luchar en Siria, están convencidos de que van allí para ayudar. Después hay un momento que es un poco como el pez que ha picado el anzuelo, porque creo que se dan cuenta de lo que hay en cuanto llegan al terreno, de la realidad de la guerra que hay allí y creo que se les hacen un lavado de cerebro.

Algunos yihadistas desean abandonar la organización es este momento, pero la mayoría son detenidos. Y los otros vuelven y se convierten en yihadistas aguerridos.

euronews: Volveremos a estas cuestiones, pero entre sus captores estaba Mehdi Nemmouche, el presunto autor de una matanza en Europa. ¿Es una de estas personas perdidas de las que habla?

Nicolas Hénin: Mehdi Nemmouche es la típica persona perdida.

euronews: ¿Cómo era?

Nicolas Hénin: Mehdi Nemmouche es un niño de la tele. Es alguien cuyas principales referencias culturales, por lo que oía de sus conversaciones. Pasaba la tarde ocioso, viendo la televisión, y se fue a Siria para salir en la tele. Todos sus referentes son las emisiones de ‘reality shows’, de entretenimiento, series judiciales sobre el crimen. La ideología que le mueve está más basada en el panorama audiovisual francés que con el corán.

euronews: Ha dicho en su libro que, cuando parten para la yihad, es una misión casi romántica. ¿Continúa ese romanticismo cuando están sobre el terreno?

Nicolas Hénin: La yihad para mí es una mezcla de guerra civil española y de adoctrinamiento sectario. Una mezcla de la guerra española, porque hay esta reacción al horror, al horror de lo que está sucediendo en Siria y, en menor medida, en Irak. La voluntad que tienen es partir para allá para defender a la viuda y a los huérfanos que están siendo masacrados.

euronews: Ellos hablaban de ello cuando se encontraba secuestrado, hablaban de…

Nicolas Hénin: Sí, lo hacían, al igual que hablaban de su fascinación por la muerte. Varios de ellos se referían a la búsqueda de la muerte y se negaban a volver a su país “pasara lo que pasara”. Decían que habían venido a Siria sabiendo lo que encontrarían y sabían que lo que encontrarían sería la muerte. Para formar a un yihadista no se requiere mucho. Coges a alguien de personalidad débil, un poco vacío, le llenas la cabeza con una docena de palabras árabes, con nociones algo distorsionadas del islam que, en realidad, no tienen nada que ver con el islam…

euronews: En su opinión, ¿ellos no tienen un conocimiento real del islam?

Nicolas Hénin: Su conocimiento del Islam es extremamente somero para la mayor parte de ellos. El Islam es un apoyo, una forma de expresión de su ira, de su deseo de luchar contra la sociedad. Igual que nuestros padres dijeron a nuestros abuelos: “Iros al infierno, voy a ser “trotskista” y voy a fumar porros a Katmandú”. Nosotros tenemos hoy a nuestros hijos que van a sus padres y les dicen: “Iros al infierno, me voy con el Estado Islámico a Alepo o a Mosul”.

euronews: Es sorprendente lo que dice.

Nicolas Hénin: Es la realidad.

euronews: Mientras estuvo allí, ¿consiguió hablar con otros rehenes? ¿Podían hablar entre ustedes sobre lo que pasaba?

Nicolas Hénin: Éramos relativamente libres para hablar entre nosotros, sí.

euronews: ¿Cómo pasaba sus días? ¿Qué hacía?

Nicolas Hénin: Era muy aburrido.

euronews: ¿Se imaginaba que algún día volvería a ser libre?

Nicolas Hénin: Siempre mantuve la esperanza de que conseguiría salir. Todos teníamos mucha esperanza. Era un poco ingenuo, pero en una situación como aquella necesitamos mantenerla para aguantar.

euronews: ¿Había también mujeres con ustedes? ¿Se trataba diferente a las mujeres secuestradas que a los hombres?

Nicolas Hénin: Que yo sepa, ninguna mujer fue objeto de la menor violencia.

euronews: ¿Tiene algún recuerdo recurrente de su cautiverio? ¿Lo podría compartir con nosotros?

Nicolas Hénin: Está muy presente pero prefiero no hablar demasiado de ello.

euronews: De acuerdo. También ha hablado mucho de los rehenes sirios.

Nicolas Hénin: Sí, Siria es una enorme fábrica de tortura. De hecho, los presos sirios que estaban en nuestro lugar de detención, en las celdas vecinas, sufrieron horas y horas de tortura.

euronews: Uno de nuestros internautas, Fabien Morin, pregunta: “¿Ha conocido a yihadistas arrepentidos? ¿Qué les ha pasado?”

Nicolas Hénin: Yo no. Pero había un yihadista belga que se llamaba Jejoen Bontinck, que había partido un poco por el idealismo de hacer la yihad y, rápidamente, se dio cuenta de que eso no tenía nada que ver con lo que imaginaba, con sus ideales. Anunció su decisión de irse y fue arrestado. Resulta que fue encerrado en la misma celda que James Foley y John Cantlie. Tuvieron varias discusiones y finalmente fue liberado. Ha sido juzgado en Bélgica.

euronews: Hablamos de los métodos sofisticados que hace el Estado Islámico de los medios de comunicación, por ejemplo, la utilización del rehén John Cantlie, que ha conocido. ¿Ve la utilización de este periodista como parte de su propaganda? ¿Por qué lo hacen?

Nicolas Hénin: El Estado Islámico es muy inteligente desde este punto de vista. Ellos se han dado cuenta del abanico de opciones en cuanto a medios de comunicación que hay, por lo que intentan utilizar todas las opciones para aparecer en ellos; desde la extrema violencia para asustar al enemigo, hasta una imagen mucho más cuidada, más refinada, como las que se ve a John Cantlie en las calles de Mosul, en las que se ve un mercado abierto, que la economía funciona o de un Alepo que es precioso con todas sus ruinas, sus monumentos arqueológicos. Utilizan todas las opciones y es un signo de cierta inteligencia estratégica de su parte.

euronews: ¿Cuál es su estrategia allí entonces? ¿Cuál es exactamente?

Nicolas Hénin: Ellos buscan, por una parte, gustar, reclutar nuevos miembros y en eso son muy fuertes, porque utilizan… Ellos hablan nuestro mismo lenguaje y con eso no me refiero a que hablen francés, inglés, alemán, español… no. Ellos hablan nuestro idioma, el mismo idioma cultural. Son gente que han visto las mismas películas que nosotros, que han jugado a los mismos videojuegos que nuestros hijos, que han leído las mismas revistas, tienen el mismo bagaje cultural. Son todos hijos de Facebook y Twitter, tienen nuestras mismas referencias.

No sorprende el hecho de que una de las principales empresas de producción que realizó los vídeos del Estado Islámica fuera fundada por un pequeño grupo de yihadistas alemanes. Se trata de gente de casa, no son para nada sirios o iraquíes de allí.

euronews: ¿De dónde eran sus secuestradores?

Nicolas Hénin: Yo les he escuchado hablar francés sin acento, inglés sin acento, español sin acento, en fin, muchos idiomas, pero no me sorprende. El Estado Islámico es conocido por ser una organización que recluta mucho por todo Occidente.

euronews: Parece que los británicos son los más violentos…

Nicolas Hénin: Hemos sufrido cierta violencia por parte de los británicos, pero no solo de ellos.

euronews: Usted dice en su libro: “No conseguiremos reducir la amenaza islamista sin apagar la llama que la alimenta”. Me gustaría hacerle llegar una pregunta que ha llegado de nuestras redes sociales. “Heartie One” pregunta: ¿Qué podemos hacer para frenar las acciones de Daesh?

Nicolas Hénin: Hay que frenar el reclutamiento y para eso, enviar un mensaje a las poblaciones locales: “estamos con vosotros”. Y para eso hay que protegerlas. La protección de los civiles es una responsabilidad de la comunidad internacional. Hay que hacer todo lo posible a través de vías diplomáticas, militares si es necesario, para proteger a los civiles.

euronews: ¿Cree que es posible negociar con este grupo?

Nicolas Hénin: Es una cuestión que no es fácil, porque es un grupo que, por una parte, responde a una racionalidad evidente y, por otra parte, reacciona de forma imprevisible. De hecho, yo he salido. Es la prueba de que en ciertos momentos, a ciertos niveles, en ciertas circunstancias, la negociación es posible.

euronews: ¿Sabe por qué fue liberado?

Nicolas Hénin: Fue liberado porque hubo un acuerdo en las negociaciones. No estoy al corriente de los detalles de esas negociaciones. Todo lo que sé es que el presidente Hollande, cuando llegué de vuelta a Francia, a Vilacoublay, me dijo mirándome a los ojos: “Francia no ha pagado por tu liberación”.

euronews: ¿Cuál es su opinión sobre el pago de un rescate?

Nicolas Hénin: Es una cuestión muy difícil, porque no hay un respuesta evidente. Creo que cada situación es diferente. Es por eso que me enfado frecuentemente con las doctrinas establecidas, según las cuales como Estados Unidos, el Reino Unido, que no negocian nunca, son países ejemplares frente a los países europeos, que por debilidad, se encuentran financiando el terrorismo. De hecho, cuando observamos la historia reciente, vemos que varios rehenes franceses han sido asesinados en los últimos meses y a la inversa, dos rehenes estadounidenses han sido liberados. Hay veces en las que no se puede negociar. Y eso es el resultado de un análisis complejo de informaciones. Hay que evaluar la relación entre el coste y el beneficio de una negociación. Nos tenemos que preguntar si podemos permitirnos acceder a las demandas de los secuestradores.

euronews: Pasemos a Siria. Porque usted conoce un poco la psicología del presidente sirio Bachar al Asad. ¿Quién es para usted este hombre?

Nicolas Hénin: Bachar al Asad es alguien cuyo principal interés es el dinero, como muchos dirigentes del mundo y sobre, todo, los de países en desarrollo. Es alguien también extremadamente manipulador y, sobre todo, es alguien que ha heredado un sistema de gobierno, fundado por su padre hace cuarenta años, construido de tal forma que sea capaz de pervivir a una crisis como la actual.

euronews: ¿Y quién es para usted el peor enemigo, Al Asad o el jefe del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi?

Nicolas Hénin: Para esto les invito a valorar las cifras. El Estado Islámico ha matado a varios miles de personas desde que ha establecido su califato, quizás, incluso a más de 10.000. Desde el inicio de la guerra civil en Siria, el régimen ha matado a cerca de 200.000 sirios en su campaña de represión. Desde este punto de vista, yo no sé si podemos decir que uno es mejor o peor que el otro pero, en todo caso, el más criminal hasta la fecha es claramente el régimen.

euronews: Una internauta, Solène Jomier, pregunta: “¿Qué diría a los jóvenes franceses que están siendo tentados a unirse a las milicias armadas en Siria e Irak?”

Nicolas Hénin: Me encanta esta pregunta. Me gustaría decirles y, perdón por barrer para casa, pero: ¡Leed mi libro! Y, después, les diría antes de nada: si vais a Siria mataréis musulmanes. Los mataréis de todas formas, aunque no luchéis contra el régimen de Bachar al Asad. Porque es muy raro que haya grandes batallas entre el Estado Islámico y el régimen de Bachar al Asad. Y, además, ¿saben quién ha matado al mayor número de yihadistas franceses que han participado en el conflicto en Siria?

euronews: No

Nicolas Hénin: Al Qaeda. Resulta que durante los combates del invierno pasado entre el Frente al Nusra, la rama oficial de Al Qaeda en Siria, y el Estado Islámico, es cuando hubo mayor número de muertos entre los franceses, entre el contingente francés del Estado Islámico.

euronews: ¿Por qué cree que la mayoría de personas reclutadas proceden de Francia?

Nicolas Hénin: Puede ser a causa de la islamofobia que encontramos en Francia y porque los musulmanes de Francia se encuentran excluidos. Pero de hecho, esta exclusión no la sufren solo los musulmanes. El 22% de los yihadistas franceses son conversos, son gente en su mayoría de cultura católica, incluso de la cultura judía que han abrazado la fe musulmana, pensando que iban a combatir en Siria.

euronews: Usted está fascinado por Siria e Irak ¿cree que volverá algún día?

Nicolas Hénin: Me encantaría volver. Estoy muy unido a estos países, es la cuna de nuestra civilización, es increíble todo lo que les debemos. Ha sido un enorme placer el poder pasear por esos parajes espléndidos, con una cocina fabulosa, por los lugares arqueológicos. Infelizmente para mí, sin duda será difícil volver allí en un futuro próximo.

euronews: ¿Cómo ha cambiado su visión del mundo después de su experiencia en cautividad?

Nicolas Hénin: Sin duda he perdido un poco de inocencia.

euronews: Hablé con Ingrid Betancourt, que estuvo secuestrada durante seis años por las FARC. Ella dijo que, en cierta parte, siempre será una ex rehén. ¿Siente lo mismo?

Nicolas Hénin: Es difícil cuando uno ha vivido una experiencia tan traumática, siempre se tiene esa etiqueta desagradable que se pega y ese también es el objetivo de este libro: deshacerme de esta condición de ex rehén. Me proporciona legitimidad como observador, como periodista, no soy un ex rehén.