Última hora

Última hora

Boston 2013: Cronología de 4 días de pesadilla

15 de abril de 2013. Bostón celebra la fiesta de los Patriotas. Decenas de miles de personas asisten al maratón cuando dos bombas explotan con 12

Leyendo ahora:

Boston 2013: Cronología de 4 días de pesadilla

Tamaño de texto Aa Aa

15 de abril de 2013. Bostón celebra la fiesta de los Patriotas. Decenas de miles de personas asisten al maratón cuando dos bombas explotan con 12 segundos de intervalo.
Tres personas, entre ellas, un niño de 8 años, mueren. Más de quince de los 264 heridos sufren amputaciones.
En este vídeo se ve a Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, y a su hermano Dzhokhar, de 19, en el lugar de los hechos con mochilas en las que presuntamente llevaban las bombas artesanales. Según la investigación, volvieron a su casa. El mayor se ocupó de su hija de tres años y Dzhokhar se fue al campus de su Universidad en Dartmouth, Massachusetts.

Los rumores se multiplican en la ciudad, sumida en el nerviosismo. Obama promete todos los recursos del Gobierno federal para detener a los responsables. Durante una ceremonia ecuménica, se dirige a los heridos:

Barack Obama. Presidente de Estados Unidos:
“A medida que comienza el largo camino de la recuperación, vuestra ciudad, vuestra comunidad y vuestro país están y estarán con vosotros.Todos os apoyaremos a medida que aprendéis a poneros en pie y caminar y, sí, también a correr de nuevo. De eso no tengo ninguna duda, volveréis a correr.”

Ese mismo día, los dos hermanos matan a un policía en el campus del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y huyen a bordo de un todoterreno. Tamerlan muere en un enfrentamiento con la policía. Dzhokhar huye de la zona a pie.

Nueve mil policías, con blindados y helicópteros buscan a los sospechosos. Los habitantes de Boston se recluyen en sus casas. Los colegios y las universidades cierran sus puertas. Los transportes públicos se suspenden.

Hacia las seis y media de la tarde del día 19, un residente localiza a Tsarnaev escondido bajo una cubierta de plástico en una embarcación que tiene en su jardín. El fugitivo está herido. La policía llega al lugar y tras un intercambio de disparos, se produce el anuncio de la captura a las nueve menos cuarto de la noche.
Transportado en una ambulancia gravemente herido, es el final de la huida para Dzhokhar Tsarnaev y un alivio para los habitantes de Boston que vuelven a respirar tranquilos tras cuatro días de pesadilla.