Última hora

Última hora

El dictador de Singapur convertido en icono pop

Leyendo ahora:

El dictador de Singapur convertido en icono pop

Tamaño de texto Aa Aa

La pintora libanesa Laudi Abilama ha convertido en sujeto de atención artística a Lee Kuan Yew, el ex primer ministro de Singapur, fallecido el 23 de

La pintora libanesa Laudi Abilama ha convertido en sujeto de atención artística a Lee Kuan Yew, el ex primer ministro de Singapur, fallecido el 23 de marzo a los 91 años.

Lejos de ser hasta ahora un icono pop, Kuan Yew es reconocido como el padre fundador de la moderna Singapur, el único líder autoritario acreditado por llevar a un país del tercer mundo al primero en una sola generación.

La galería Sana en la que expone Abilama fue fundada en 2012 en Singapur para presentar artistas de Oriente Medio además de en Singapur, el sudeste de Asia, India y China.

Para su propietaria, Ophélie Guillerot, “desde hace unos años el primer ministro Lee Kuan Yew era terreno vedado para el arte y los artistas. Ahora podemos ver que algunos artistas han comenzado a trabajar en este tema. Espero que sigan. Como primer ministro Lee Kuan Yew es un icono muy inspirador”.

Laudi Abilama trabaja en su estudio en Broummana, un pueblo al este de Beirut. Hace serigrafías y se fijó en el autócrata Lee Kuan Yew durante su estancia en Singapur en 2011: “Fue fundamental en definir lo que Singapur ha llegado a ser hoy. Singapur tiene grandes similitudes con el Líbano, en particular debido a su sociedad multicultural, pero se las ha arreglado para ser más armoniosa y nosotros nos las hemos arreglado con el tiempo para implosionar de una manera, si se quiere, autodestructiva, desgraciadamente”.

Lee era temido por su gobierno autoritario. Logró imponer el criterio de que la supresión de la libertad era necesaria para obtener el éxito económico. Eliminó la libertad de expresión y manifestación. Impuso disciplina y temor reverencial a la autoridad sobre los valores occidentales de democracia y respeto a la diversidad.

Dice la artista: “Por desgracia, lo que pasa ahora, es que pertenecemos a un mundo con 22 estados árabes fallidos, dictadores fracasados, democracia fracasada. Todo es una especie de red en la nada por lo que buscar a alguien como Lee Kuan Yew era inevitable para mí como mujer joven libanesa y también para todo el mundo. Ya sabes, para entender la forma en que funciona el mundo e interpretar diferentes ideas políticas y diferentes sistemas”.

La peculiar exposición de la libanesa Laudi Abilama con retratos de Lee Kuan estará abierta en la galería Sana de Singapur hasta el 26 de abril.