Última hora

Última hora

Irán y las potencias occidentales: el largo camino del dossier nuclear

Este miércoles la ciudad suiza de Lausana hará historia. Haya o no haya acuerdo, lo que se

Leyendo ahora:

Irán y las potencias occidentales: el largo camino del dossier nuclear

Tamaño de texto Aa Aa

El pasado jueves 2 de abril la ciudad suiza de Lausana hizo historia. Las potencias occidentales e Irán llegaron a un principio de acuerdo para terminar con décadas de sospechas y tensiones. Este nuevo capítulo en las negociaciones cierra una página importante de la historia contemporánea. Y abre muchas otras.

Estas son algunas de las claves de este largo conflicto.

El Grupo 5+1 (cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU —Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China— más Alemania), negocia con Irán, un acuerdo nuclear sin precedentes después de arduas y prolongadas negociaciones entre las partes. En Suiza se buscan soluciones nuevas a un conflicto muy antiguo.

Evolución del programa nuclear iraní

El programa nuclear iraní comenzó en la década de 1950, en lo que el país denominó un esfuerzo para desarrollar la tecnología nuclear con fines pacíficos. Por aquel entonces contaba con el apoyo de los Estados Unidos.

  • En 1953 el presidente Eisenhower lanzó el programa Átomos para la paz que propiciaría el posterior nacimiento de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, organización de la que Irán pasará a formar parte desde 1959.
  • Sin embargo, a partir de la Revolución Islámica de 1979 el programa nuclear iraní sufre un parón hasta que en 1985 el surgimiento de Israel como potencia militar llevó al régimen de los ayatolás a plantearse la necesidad de reanudar el desarrollo de su programa nuclear.

Desde entonces, las potencias occidentales y la AIEA sospechan que la intención del régimen iraní es dotarse de armamento nuclear lo que le convertiría en una amenaza para Occidente y los países vecinos.

  • En 2002 se pone en marcha la central nuclear de Bushehr, la primera en territorio iraní.
  • Con la llegada del presidente Ahmadineyad en 2005 Irán se pasa a una línea diplomática dura asegurando que su país tenía derecho a desarrollar un programa nuclear civil.
  • Un año después el Consejo de Seguridad de la ONU exige a Irán el cese de las actividades de enriquecimiento de uranio; exigencias que Ahmadineyad desoye declarando que Irán se suma a los países nucleares.
  • En diciembre de 2006 el Consejo de Seguridad de la ONU vota las primeras sanciones económicas que se impondrían a Irán. Dichas sanciones se endurecerán a lo largo de 2007. Un nuevo arsenal de sanciones llegará en 2008.
  • No obstante en marzo de 2008 el Grupo 5+1 hace una oferta de cooperación al régimen iraní con la condición de la suspensión del programa de enriquecimiento de uranio pero permitiéndole la investigación, producción y utilización de la energía nuclear con fines pacíficos.
  • En septiembre de 2009 Irán reconoce que cuenta con un lugar secreto donde enriquece uranio.
  • En octubre de 2009 tiene lugar el encuentro en Ginebra del Grupo 5+1 e Irán para negociar sobre el programa nuclear iraní.
  • En mayo de 2011 se imponen nuevas sanciones a Irán, pero esta vez por parte de la Unión Europea y los Estados Unidos.
  • En enero de 2012 la Unión Europea pone en marcha un embargo sin precedentes sobre el petróleo iraní.
  • En septiembre de 2012 el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu exige en la Asamblea General de Naciones Unidas el establecimiento de una línea roja para impedir que Irán se dote de armas nucleares.

  • En marzo de 2015 una nueva ronda de negociaciones en Lausana vuelve a poner sobre la mesa la esperanza de un acuerdo.

Claves del desencuentro en Lausana

A esta última fase de las prolongadas negociaciones se llega no sin dificultades, que continúan enfrentando a las partes.

¿Cómo y cuándo levantar las sanciones de la ONU a Irán?

Irán exige el cese inmediato de las medidas punitivas al tiempo que las otras seis potencias se posicionan a favor de un levantamiento de las sanciones de forma paulatina. Además, tanto EE.UU como Francia, Alemania y Reino Unido quieren blindarse creando un mecanismo capaz de reinstaurar las sanciones de Naciones Unidas de forma rápida en caso de un posible incumplimiento del acuerdo por parte de Irán.

¿Qué hacer con el uranio enriquecido iraní?

El uranio enriquecido es la materia prima utilizada como combustible nuclear en las centrales atómicas, aunque también podría tener usos militares. Según la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) Irán cuenta con unos 7.000 kilos de uranio enriquecido.

Además, la negociación sobre el número de centrifugadoras para enriquecer el uranio que Irán podrá tener también entorperce el acuerdo.

La República Islámica consta actualmente con cerca de 20.000, de las cuales unas 10000 estarían operativas, número que podría bajar hasta 6000 si se llega a un acuerdo. En cuanto al destino del uranio enriquecido, aún se debate si este material será exportado (Rusia ofrece tratarlo) o será diluido en Irán.

¿Cuánto duraría el acuerdo?

El plazo es otro punto conflictivo, aunque se entiende que será un mínimo de diez años; al menos en lo que concierne a la capacidad de investigación y desarrollo nuclear iraní.

Israel

Aunque el Gobierno israelí no participa en las negociaciones de Lausana, el primer ministro Benjamin Netanyahu no ha dudado en hacerse oír durante todo el proceso. Este martes declaraba que el marco actual del acuerdo “permitiría a Irán desarrollar un arma nuclear en menos de un año”. La influencia de Tel Aviv en EEUU sigue siendo importante pese a los desencuentros de las últimas semanas.

Un acuerdo supondría un histórico paso adelante en el trazado de un mapa geopolítico más pacífico.

En caso de desacuerdo se abrirá un nuevo capítulo en el delicado ajedrez de la diplomacia nuclear.