Última hora

Última hora

Nairobi, bajo el shock de la matanza islamista

Nairobi asimilaba en la mañana del viernes los ecos de la matanza del grupo yihadista Al Shabab en la universidad de Garissa, a 150 kilómetros de la

Leyendo ahora:

Nairobi, bajo el shock de la matanza islamista

Tamaño de texto Aa Aa

Nairobi asimilaba en la mañana del viernes los ecos de la matanza del grupo yihadista Al Shabab en la universidad de Garissa, a 150 kilómetros de la frontera con Somalia.

La prensa de Nairobi daba todos los detalles de una masacre que ha sumido en la incredulidad a los kenianos.

Los testimonios que se recogen en la calle de la capital de Kenia van del asombro a la indignación por el fracaso de las fuerzas de seguridad.

George Kiragu Mwangi, vecino de Nairobi expresó su incredulidad: “Es verdaderamente triste. La verdad es que yo no entiendo por qué somos objetivo de al Shabab. Somos sus vecinos. Deberíamos ayudarnos los unos a los otros, pero en lugar de ayudar a los demás lo que hacen es destruir nuestro medio ambiente, no dándonos paz y poniendo nuestro país patas arriba “.

Un taxista, Bernard Muchoi se queja: “Las agencias de seguridad que tenemos, llegan al extremo de que el Servicio Nacional de Seguridad e Inteligencia da la información a la policía pero esta se muestra incapaz de protegernos como se supone que tienen que hacerlo lo que quiere decir que alguien se ha dormido y no hace su trabajo”.

En varias ciudades de Kenia, al igual que en Nairobi se han realizado actos de duelo de diferentes confesiones religiosas. La matanza de 147 estudiantes ha merecido la condena de la mayor parte de la comunidad internacional, de China al Vaticano pasando por Estados Unidos y la Unión Europea.