Última hora

Última hora

Doloroso y confuso reconocimiento de las víctimas de la matanza de Garissa

Cuatro días después de la matanza en la Universidad de Garissa, muchos familiares de las víctimas siguen sin identificar a sus seres queridos

Leyendo ahora:

Doloroso y confuso reconocimiento de las víctimas de la matanza de Garissa

Tamaño de texto Aa Aa

Cuatro días después de la matanza en la Universidad de Garissa, muchos familiares de las víctimas siguen sin identificar a sus seres queridos. Algunos cuerpos han sido reclamados por diferentes personas.

Isaac Mutua Mutisya nos cuenta su doloroso caso: “Estuve aquí ayer para reconocer el cuerpo de mi hija y así lo hice. Pero me dijeron que había sido identificado por otra familia, así que he tenido que volver hoy para aclarar si se trata de mi hija o no”.

Gitonga Ng’ang’a sobrevivió al ataque perpetrado por Al Shabab en Kenia, el pasado jueves. Este estudiante salvó la vida al esconderse debajo de su cama. El joven cuenta el horror vivido: “Todos los estudiantes gritaban y había incluso algunos que lloraban. Los atacantes, al principio, no hablaban, hasta que ocuparon los cuartos en los que estábamos durmiendo. Luego hablaron en alto y dijeron que habían venido para matar y morir”.

Hace dos días Ng’ang’a regresó a su casa de Nairobi. Allí vive ahora con su familia, en la que se apoya para superar la tragedia.

“Tuve que pasar por encima de la sangre y de los cadáveres de mis amigos más cercanos. Eran muy buenos amigos míos. Fue duro. Incluso recordarlo ahora es difícil”, añade Ng’ang’a.

Por primera vez desde el atentado, se ha podido visitar el recinto universitario de Garissa. Las manchas de sangre, los cristales rotos y las pertenencias abandonadas de las víctimas recuerdan la catástrofe que costó la vida a 148 personas en Kenia.