Última hora

Última hora

Kanazawa, de la modernidad tecnológica al arte milenario

La ciudad de Kanazawa, está situada a orillas del Mar del Japón y al oeste del archipiélago nipón. Se le conoce también por formar parte de la Red de

Leyendo ahora:

Kanazawa, de la modernidad tecnológica al arte milenario

Tamaño de texto Aa Aa

La ciudad de Kanazawa, está situada a orillas del Mar del Japón y al oeste del archipiélago nipón. Se le conoce también por formar parte de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO en el ámbito de la artesanía y el arte popular. La pequeña Kyoto, como la llaman algunos, se ha consolidado como uno de los destinos más atractivos del país.

Punto de vista

La arquitectura, la gastronomía y la artesanía son los secretos del éxito de la ciudad

El crecimiento económico de Kanazawa se remonta a la época de los samuráis. Su arquitectura excepcional, que se salvó a pesar de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, su gastronomía y su fabulosa artesanía son los secretos del éxito de la ciudad.

El Kenrokuen, uno de los jardines más bellos de Japón, es sin duda la huella más patente del reinado, de casi tres siglos, del clan Maeda. Antaño, los Maeda reunieron a los maestros más respetados de Japón para consolidar la incipiente reputación de Kanazawa en el ámbito de las artes.

En la actualidad, Kanazawa es famosa por sus sedas, cerámicas y lacas. También se ha convertido en una referencia importante en la producción del famoso pan de oro japonés. Para elaborarlo, la ciudad cuenta con una técnica milenaria.

“Esta técnica ha existido durante más de 430 años aquí en Kanazawa….exactamente igual a como la utilizamos hoy. La producción de una hoja de pan de oro puede llevar alrededor de dos semanas”

La hoja de pan de oro se inserta entre dos hojas de un papel especial. Después, el artesano martillea hasta conseguir un espesor de 0,2 micras. Cien hojas de pan de oro de Kanazawa pesan menos de dos gramos.

El pan de oro se utiliza principalmente para decorar los templos y santuarios, pero también para adornar los más variopintos productos artesanales de la región. En Kanazawa los turistas pueden iniciarse en este arte milenario aprendiendo a pegar las hojas de pan de oro, por ejemplo, en la porcelana.

En el histórico barrio de las Geishas, los turistas pueden alquilar una Machiya, una casa típica japonesa, con sus tatamis, puertas correderas de papel y un espacio reservado para la ceremonia del té. ¡Una experiencia única!

“Esta casa cuenta con un jardín tradicional japonés. Y al estar en el barrio de geishas, las escuchamos tocar el Shamisen, un laúd de 3 cuerdas, y el tambor. Algo muy agradable y relajante”

Con su cúpula de cristal y su Torii, o arco tradicional japonés, la estación de Kanazawa se encuentra entre las más bellas del mundo.

El nuevo Shinkansen, el tren de alta velocidad japonés, conecta a partir de ahora Tokio con Kanazawa, comunicando las ciudades en menos de dos horas y media, frente a las casi cuatro horas de antes; y alcanzando velocidades de 260 km / h.

Hablamos de una proeza tecnológica; el 40% del recorrido se compone de túneles Y, por supuesto, en el Shinkansen la prioridad ha sido la comodidad y seguridad del trayecto.

“El sistema detecta las ondas P, las primeras ondas emitidas antes de un terremoto. Cuando se detectan todos los Shinkansen que circulan en la región se detienen de inmediato, garantizando la seguridad de los pasajeros”.

El nuevo Shinkansen ha impulsado de forma considerable la economía de la región. El pasado 14 de marzo, las entradas para el primer trayecto entre Tokio y Kanazawa se vendieron en tan sólo 25 segundos.