Última hora

Última hora

La lucha de Hillary Clinton contra su imagen de tiesa y distante

La primera vey que Hillary Rodham Clinton intentó conseguir la candidatura demócrata para las presidenciales estadounidenses fue criticada por su

Leyendo ahora:

La lucha de Hillary Clinton contra su imagen de tiesa y distante

Tamaño de texto Aa Aa

La primera vey que Hillary Rodham Clinton intentó conseguir la candidatura demócrata para las presidenciales estadounidenses fue criticada por su falta de mensaje integrador y por aparecertiesa, arrogante y distante ante los votantes.

Durante la campaña apenas mostró emoción alguna. Entre las excepciones, el momento en que tras reconocer su derrota ante Barak Obama habló de su fracaso para romper el famoso “techo de cristal”.

O cuando se expresó con voz entrecortada ante un grupo de mujeres sobre el futuro de su país.

Ahora deberá transmitir mucha más empatía y sensibilidad sin tampoco perder un ápice de determinación y carácter.

“Esto es muy personal para mi. No es solo político. Veo lo que está pasando. Tenemos que darle la vuelta”.

Quizás uno de las mayores batallas a las que se enfrente sea contra su propia imagen. Por eso esta vez ha comenzado su carrera electoral de forma sencilla.

Mientras la mayoría de sus rivales son relativamente desconocidos, ella deberá reafirmarse ante sus partidarios y cortejar a los que no ha convencido todavía.

Nadie duda de su solidez política tras cuatro años como jefa de la diplomacia. Se espera, por tanto, que se centre en conseguir que la gente corriente pueda identificarse con ella.

Su primer vídeo de campaña ha sido descrito como un “arca de Noé” donde caben todos. Con más “nosotros” que “yo”. Según algunos medios, sus asesores le habrían aconsejado sustituir la coletilla de “clase media”, que ya no transmite estabilidad, por la de “estadounidenses de a pie”.

“Muchas de las personas que aparecen en el vídeo son parte de la coalición que eligió dos veces a Obama”, comenta Ken Thomas, analista político. “Votantes latinos, negros, jóvenes y mujeres. Da la sensación de que Hillary intenta resucitar esa coalición”.

La precandidata demócrata se encuentra en medio de una investigación del Congreso sobre su responsabilidad en el ataque contra el consulado estadounidenses de Bengazi, en Libia. Un proceso que levantó polémica por su empleo del correo electrónico privado para tratar asuntos de Estado.

A primera vista, la senadora y exprimera dama parece haberse preparado a fondo para esta carrera y haber aprendido de los errores del pasado.

“Los estadounidenses de a pie necesitan una campeona. Yo quiero ser esa campeona”, decía en la presentación de su candidatura, en un lenguaje cercano pero ambicioso.