Última hora

Última hora

Un periodista prorruso asesinado a tiros en Kiev

El asesinato del conocido periodista prorruso Oles Buzina se une a una larga serie de muertes no aclaradas de opositores al regimen de Kiev. El

Leyendo ahora:

Un periodista prorruso asesinado a tiros en Kiev

Tamaño de texto Aa Aa

El asesinato del conocido periodista prorruso Oles Buzina se une a una larga serie de muertes no aclaradas de opositores al regimen de Kiev. El periodista, ex diputado oficialista y muy crítico con el presidente Petró Porosenko fue tiroteado por dos enmascarados.

El miércoles el ex diputado del Partido de las regiones del depuesto Yanukovich Oleh Kalashnikov fue muerto a tiros de la misma manera en el portal de su casa en Kiev. Una forma de matar con igual sello como reconoce el asesor del ministro del Interior ucraniano, Anton Gerashenko: “Ambos asesinatos se parecen bastante: en los dos casos los asesinos estaban esperando a la entrada de la casa. Los asesinatos fueron cometidos a plena luz y fueron bien planificados. Algunos creen que podría estar involucrado el servicio secreto ruso para hacer ver que aquí en Ucrania se mata a los ciudadanos prorrusos o a los que están contra las autoridades ucranianas”.

En una comparecencia televisiva el presidente ruso Vladímir Putin subrayó que los asesinatos políticos son moneda corriente en Ucrania mientras que en Rusia los asesinatos si se investigan. Citó el caso de la muerte a tiros en febrero pasado del opositor Boris Nemtov, que calificó de vergüenza para Rusia. Putin se refirió a que la justicia hace todo lo posible por capturar a los culpables. Añadió que los asesinos materiales están detenidos: “En Ucrania, que pretende ser un Estado democrático y quiere formar parte de una Europa democrática no ocurre nada de eso. ¿Dónde están los asesinos de esta gente? Simplemente no existen, ni los ejecutores materiales ni los que han dado las órdenes, y en éstos últimos prefieren no fijarse ni en Europa, ni en Estados Unidos”.

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, califica los asesinatos del periodista prorruso y del ex diputado de “provocaciones” de los enemigos de Ucrania.

Desde el mes de enero han muerto una decena de opositores o antiguos cargos del gobierno del depuesto presidente Victor Yanucovich. Oficialmente han sido considerados como suicidios tras investigaciones opacas y poco convincentes.