Última hora

Última hora

Claudia Cardinale: "Normalmente se vive únicamente una vez pero yo he vivido 151 veces, tantas como mis películas"

John Wayne hablaba de ella como de una “marimacho”. El actor británico David Niven decía que era “la más bella invención italiana después de los

Leyendo ahora:

Claudia Cardinale: "Normalmente se vive únicamente una vez pero yo he vivido 151 veces, tantas como mis películas"

Tamaño de texto Aa Aa

John Wayne hablaba de ella como de una “marimacho”. El actor británico David Niven decía que era “la más bella invención italiana después de los espaguetis”. Con más de 150 películas y una carrera que empezó por casulidad, la vida de Claudia Cardinale se parece a un guión de cine. Escenas de celos de Robert de Niro, de rechazo a Marlon Brando, un niño que debió ocultar y obras de arte como “El Gatopardo”, “Hasta que llegó su hora” y “Ocho y medio”, de Fellini, que ha presentado en persona en el Instituto Lumière de Lyon.

Punto de vista

Con Visconti, antes de rodar hacíamos todos los ensayos con todos los actores, todo tenía que ser perfecto. Con Fellini, al contrario, ni siquiera había guión. Todo se improvisaba.

Diego Giuliani, euronews:
Claudia Cardinale es una gran estrella con una historia muy internacional. Tunecina de nacimiento, italiana de nacionalidad y podemos decir que francesa de adopción. En seguida hablamos de cine, pero antes no puedo evitar preguntar a alguien como usted, que procede de Túnez y que en Italia alcanzó el éxito gracias al cine, ¿cuáles son sus sentimientos cuando lee estos días que centenares de inmigrantes están perdiendo la vida siguiendo un camino similar, simplemente porque buscan una vida mejor?

Claudia Cardinale:
“Es terrible. Cada día que leo algo así, me hace llorar. Hay miles de muertos. Algo que me ha afectado mucho es que algunos de ellos, para salvarse, han tenido que agarrarse a los cadáveres de los demás. Es increíble”.

euronews:
¿Claudia Cardinale y el cine pueden hacer algo o más bien se trata de un problema que únicamente la política puede solucionar?

Claudia Cardinale:
“Todos debemos luchar, empezando por los políticos, pero debemos hacerlo todos. Yo soy embajadora de la UNESCO y ya lucho en varios frentes. Aún así, reconozco que cuando veo esas imágenes terribles, todos esos niños, pienso que es algo horrible”.

euronews:
Por el contrario, su viaje desde Túnez y sus primeros pasos en el cine parecen sacados de un cuento de hadas. Un concurso de belleza en el que no quería participar acabó llevándola al Festival de cine de Venecia. ¿Puede contarnos cómo ocurrió?

Claudia Cardinale:
“Fue una locura. Estaba con mi madre y allí estaba todo el personal del consulado italiano, que había organizado el concurso. Las participantes ya estaban sobre el escenario cuando de golpe un señor me agarró por el brazo y me puso la banda de “La más bella de Túnez”. El premio era un viaje al Festival de Venecia y allí no existía aún el bikini. Yo me lo puse a veces y también una chilaba, una túnica típica bereber, así que los paparazzi me fotografiaron. Después me ofrecieron hacer cine pero yo respondí que no, que no quería hacerlo. Por eso, cuando monté en el avión de regreso, los periódicos escribían sobre mí llamándome ‘La chica que no quiere hacer cine’”.

euronews:
¿Puede describirnos qué supusieron para usted Fellini y Visconti, quienes lanzaron su carrera a nivel internacional con las películas “Ocho y medio” y “El gatopardo”? Usted dijo: “Visconti me dio alas y Fellini me reconcilió conmigo misma”. ¿Qué quiso decir?

Claudia Cardinale:
“Ellos estaban en las antípodas. Con Visconti, antes de rodar hacíamos todos los ensayos con todos los actores, hablábamos en torno a una mesa, todo tenía que ser perfecto. Con Fellini, al contrario, ni siquiera había guión. Todo se improvisaba.

He tenido la suerte de pasar mucho tiempo con Visconti. Siempre estábamos juntos, siempre estaba en su casa o viajábamos juntos, veíamos juntos el festival de la canción de San Remo.

Fellini, por el contrario, se arrodillaba ante mí, me adoraba. Se enfadaba porque no comía suficiente. El me decía: ‘Tu perteneces a África, a la tierra. Por eso eres mi musa”“.

euronews
“Marcello Mastroianni ha dicho públicamente que siempre os ha amado. Robert de Niro llegó a protagonizar una escena de celos con usted. Siempre ha rechazado a incontables pretendientes, pero un día recibió la llamada de un hombre que, en aquella época, estaba considerado como el más irresistible del planeta, Marlon Brando. ¿Puede contarnos cómo fue ese encuentro?

Claudia Cardinale:
“Cuando supo dónde estaba, llamó a la puerta de mi habitación del hotel, entró e hizo todo lo posible por seducirme. Después me miró y me dijo “Bien, lo entiendo perfectamente, eres aries, como yo. No te vas a dejar conquistar”. Sin embargo, en cuanto salió y cerró la puerta, me dije a mi misma. “¡Cómo puedo ser tan estúpida!” Era mi actor preferido”.

euronews:
¿Cuál es su secreto para seguir adelante y no sucumbir a una nostalgia que ha acabado —a veces de forma literal— con muchas estrellas que estaban tan ligadas a su imagen que no supieron aceptar que el tiempo pasase?

Claudia Cardinale:
“Normalmente se vive únicamente una vez. Sin embargo, yo he vivido 151 veces, tantas como mis películas. Eso es algo magnífico, poder transformarse. Pero para hacer este trabajo, debes ser también muy fuerte por dentro. Si no, corres el riesgo de no saber quien eres. Rita Hayworth me hizo llorar una vez durante un rodaje. En cuanto me vio, vino a mi caravana y se puso a llorar. Me dijo: “Yo antes también era guapa”.

Ahora tengo 77 años y sigo trabajando. Lo más importante es seguir activo. Los liftings, la cirugía estética… eso es algo que no me gusta. No podemos detener el tiempo”.

euronews:
El cine le ha dado mucho, pero también le ha quitado mucho. Durante años incluso se vio obligada a ocultar a su propio hijo que usted era su madre, haciendo como que era su hermano pequeño. ¿Por qué tuvo que pagar un precio tan alto?

Claudia Cardinale:
“Me obligaron a hacerlo. Mi productor me obligó a ocultar el hecho de tener un hijo porque en aquella época yo era muy joven y eso habría sido un escándalo. Fue algo terrible. Un día finalmente me decidí a hablar con él y a decir basta”.

euronews:
Pero usted guardo ese secreto durante 7 años.

Claudia Cardinale:
“Casi. Para mi fue horrible, fue algo terrible”.

euronews:
Contar sus películas es casi imposible. Afortunadamente es algo que ha hecho usted misma, que ha hablado de 151. ¿Qué es lo que el cine puede ofrecerle aún?

Claudia Cardinale:
“Últimamente trabajo mucho con jóvenes directores en sus primeras películas. He rodado aún numerosas películas en Austria, en España, dos en Estados Unidos… Sigo trabajando y me gusta ayudar a los jóvenes”.

euronews:
Una última pregunta sobre lo que Werner Herzog dijo sobre la utopía en su película “Fitzcarraldo”: “Para lograr los sueños hay que hacer lo imposible”. ¿Cuál es su “sueño imposible”?

Claudia Cardinale:
“En Túnez se llama ‘mektoub’, el destino. Lo que no me haya pasado ya, estoy segura de que es algo que no debía pasarme. De hecho, he hecho realidad muchos de mis sueños”.

euronews:
¿Tiene aún algún sueño secreto?

Claudia Cardinale:
“No. Espero que pase lo que tenga que pasar”.