Última hora

Última hora

Milicias prorrusas usurpan el papel de policía y jueces en el este de Ucrania

En las zonas de Ucrania controladas por las milicias prorrusas menudean escenas degradantes como la que vemos en la localidad de Krasnyi Partyzan

Leyendo ahora:

Milicias prorrusas usurpan el papel de policía y jueces en el este de Ucrania

Tamaño de texto Aa Aa

En las zonas de Ucrania controladas por las milicias prorrusas menudean escenas degradantes como la que vemos en la localidad de Krasnyi Partyzan. Desconectados del estado ucraniano no hay tribunales de justicia y son las milicias las que actúan sumariamente también en casos de delincuencia común callejera.

Así lo explica el responsable de una unidad de combatientes prorrusos, Alexander Nazarchenko: “Agredió a un civil, le robó el coche y además le robó dinero de su familia. Él dice que solo lo cogió prestado pero lo cierto es que le rompió la cara y las costillas a alguien, le rompió el cráneo. Su hijo nos lo denunció y tomamos medidas”.

La falta de poder judicial en la autoproclamada República Popular de Lugansk hace que sea una incipiente fuerza de policía la que impere sin control alguno. Interviene en lo que es presentado como un caso de robo con posesión de armas de guerra.
Andrei Pasichnik es el subjefe de la policía de Lugansk: “Hasta ahora no tenemos jueces. Intentamos resolver este problema. Tratamos con los fiscales para decidir que pena vamos a aplicar. Las sentencias se harán cuando tengamos tribunales.”

Esta situación es presentada por las fuerzas prorrusas como un intento de poner orden en el mismo lugar en el que azuzaron la rebelión contra el gobierno de Kiev.