Última hora

Última hora

Roban 17 monos en vías de extinción en un zoo de Francia

Dos familias de monos en peligro de extinción han sido robadas este fin de semana en el zoo de Beauval, en Saint-Aignan-sur-Cher, a unos 220

Leyendo ahora:

Roban 17 monos en vías de extinción en un zoo de Francia

Tamaño de texto Aa Aa

Dos familias de monos en peligro de extinción han sido robadas este fin de semana en el zoo de Beauval, en Saint-Aignan-sur-Cher, a unos 220 kilómetros al sur de París.

Se trata de siete monos tití león dorado y 10 titís plateados, dos especies en vías de extinción.

El robo tuvo lugar el fin de semana pero no fue comunicado hasta el lunes 11 de mayo, cuando el director del zoo, Rodolphe Delord, dio la voz de alarma.

Según ha informado la cadena de radio “Europe 1”: http://www.europe1.fr/faits-divers/vol-de-17-singes-proteges-au-zoo-de-beauval-940606, los ladrones debían conocer bien el botín. Al parecer se trata de monos extremadamente raros y extremadamente frágiles quehabían sido cedidos por el gobierno de Brasil.

El tití león dorado es un mono pequeño, con un cuerpo de entre 34 y 40 cm de largo y una cola que mide entre 22 y 38 centímetros. La principal caraterística de este primate, también conocido como tití leoncito, es su pelo largo sedoso y de color anaranjado.

Se trata de una especie en peligro de extinción. Desde el año 2003 y según una asociación en defensa del primate, apenas quedarían 3000 ejemplares en libertad. En cautividad están censados algo menos de 400 ejemplares.

El tití plateado, Callithrix argentata, es una especie de mono nativo de América del Sur. Estos primates viven en los árboles de la selva tropical en pequeños grupos familiares. Son inteligentes y adaptables.

Las dos especies de monos robadas son originarias de Brasil y su supervivencia se ha visto amenazada por la deforestación y la pérdida de sus hábitats naturales.

La venta de estos animales está prohibida, así como su tenencia, excepto por parte de centros especializados.

El director del zoológico ha declarado que los ladrones debían conocer estas especies y que no se explica cómo se ha podido llevar el robo a cabo puesto que contaban con cámaras de seguridad.

El parque zoológico además está dotado de un sistema de alarma y está vigilado por patrullas de seguridad tanto de día como de noche. La investigación está en curso y se ha procedido al visionado de las grabaciones de vigilancia.

La policía y los veterinarios franceses ya están avisados puesto que además uno de los ejemplares tenía daños en la cola y necesita cuidados especiales.

No es la primera vez que se produce un robo de este tipo. El año pasado, robaron 13 monos en el zoológico de Wissel, en Epe, en el centro de Holanda.

El mercado ilegal de especies a nivel mundial mueve al menos 8.000 millones de euros, el tercero en volumen tras el tráfico de drogas y de armas, según diversas estimaciones. Sin embargo, estas cifras podrían estar reflejando tan sólo la punta del iceberg: WWF/Adena asegura que el tráfico internacional de especies amenazadas mueve al año unos 160.000 millones de euros de beneficio.