Última hora

Última hora

El Fórum Mundial para el Diálogo Intercultural busca una fórmula para la convivencia pacífica

El mundo se está tornando cada vez más violento en los últimos años. Para entender la situación y encontrar la mejor solución posible, líderes

Leyendo ahora:

El Fórum Mundial para el Diálogo Intercultural busca una fórmula para la convivencia pacífica

Tamaño de texto Aa Aa

El mundo se está tornando cada vez más violento en los últimos años. Para entender la situación y encontrar la mejor solución posible, líderes religiosos y de opinión se han reunido en Baku con la finalidad de hablar de los problemas que tienen que ver con las diferentes culturas y religiones.

El tercer Fórum Mundial de Diálogo Intercultural se celebró los días 17 y 18 de mayo en Azerbaiyán. El encuentro, también conocido como ‘El proceso de Baku’,comenzó en 2008. Las dos ediciones previas tuvieron lugar en 2011 y 2013.

El Forum se inició con el discurso del presidente Ilham Aliyev, que se centró en la agenda de cultura y desarrollo sostenible después de 2015: “Hoy en día tenemos representantes en más de 100 países. Es realmente importante que toda esa gente venga a Azerbaiyán a compartir sus opiniones porque en el mundo hay muchos lugares con conflictos. Conflictos en los que hay sangre y batallas que están ocurriendo en Europa y también en nuestra región. En este aspecto, Azerbaiyán es como una sólida isla en la región.”

El tema principal del encuentro han sido los problemas de seguridad en el mundo y la violencia extremista, y para la senadora francesa Nathalie Goulet ha servido para dar un gran paso adelante: “Tener en el mismo sitio a imanes, rabinos, representantes de los países del Golfo, que no hablan los unos con los otros, ya es un buen resultado. Para un futuro mejor, necesitamos una mejor educación. Debemos tener unos valores comunes. Pero los valores se deben poner en práctica. Tenemos que salir de la teoría. Creo que será un largo y duro viaje, porque por el momento el mundo no es muy seguro. Y mucho más violento de lo que era hace diez años.”

En las conversaciones, dos nombres relevantes: Boko Haram, el grupo islamista que lucha contra el Gobierno nigeriano, y el grupo autodenominado Estado Islámico, que se ha extendido desde Irak y Siria hasta zonas de Libia y Nigeria.

“En mi país, Boko Haram representa a un pequeño grupo de musulmanes que son fanáticos y terroristas. El resto de musulmanes en Nigeria son gente de paz. Pero esa división continuará si no resolvemos las divisiones internas de cada religión. No podemos hablar de reconciliación en todo el mundo. Nos pasa lo mismo con el cristianismo, no estamos unidos”, explicaba el Arzobispo nigeriano John Onaiyekan.

El Fórum Mundial para el Diálogo Intercultural es un evento bienal organizado en asociación con la UNESCO, cuya directora general también ha estado presente. “La situación en el mundo hoy es realmente preocupante, hay más conflictos y están cambiando. Y ahora somos más intolerantes. Creo que no le hemos prestado la atención suficiente a la cultura, a nuestra herencia cultural y nuestra diversidad cultural. No le hemos prestado la suficiente atención a los programas educativos. Creo que tenemos que cambiar el contenido de los libros de texto. Tenemos que estudiar más historia. Tenemos que conocer nuestra propia cultura y la de los otros”, sostenía Irina Bokova.

Después de discutir de la violencia y la diversidad cultural, aun quedaba tiempo para hablar del futuro. Los allí presentes querían dar el mensaje de que la tolerancia es posible. Lo explica Paul Morris, de la UNESCO: “Compartimos diversidades diferentes y tenemos que aprender cómo vivir juntos sin matarnos. Esa es la esperanza, ese es el gran proyecto. El proyecto pequeño es mirar las estrategias, las políticas, las cosas que funcionan para que así podamos vivir juntos.”