Última hora

Última hora

Algunos desplazados comienzan a regresar al Yemen tras el anuncio de una ronda de conversaciones de paz

Algunos de los desplazados han empezado a regresar a Saná, capital yemení, tras el anuncio por parte de las Naciones Unidas de la organización de

Leyendo ahora:

Algunos desplazados comienzan a regresar al Yemen tras el anuncio de una ronda de conversaciones de paz

Tamaño de texto Aa Aa

Algunos de los desplazados han empezado a regresar a Saná, capital yemení, tras el anuncio por parte de las Naciones Unidas de la organización de conversaciones de paz el próximo 28 de mayo en Ginebra. El objetivo es poner fin al enfrentamiento entre el Ejército y los rebeldes hutíes que ha dejado miles de desplazados.

Entre los últimos en regresar se encuentran 350 personas que habían buscado refugio en Egipto y la India para escapar de los combates y de la carencia en el país de alimentos y otros bienes de primera necesidad.

“Eramos 35 y permanecíamos en una única habitación, asustados, casi sin oxígeno – explicaba una mujer a su regreso de Egipto -. Llorábamos a diario y cuatro o cinco cayeron enfermos. Entre nosotros había niños con enfermedades del corazón o cáncer ademas de todo tipo de carencias”.

Se espera que a las conversaciones asistan representantes del Gobierno y de los hutíes, que no obstante han pedido que se detengan los bombardeos internacionales contra sus posiciones como condición.

No está claro sin embargo si lo hará el presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, que se encuentra de momento exiliado en Arabia Saudí o si delegará en alguien. También estarán presente Arabía Saudí, país que lidera la coalición que está realizando ataques contra los rebeldes. No lo hará Irán, sospechosa de apoyar a estos últimos.

“No hay sitio para Irán en las conversaciones de Ginebra. No han desempeñado un papel constructivo y esa actitud no se merece una silla en la mesa de negociaciones”, criticaba Abdallah Al-Mouallimi , representante permanente de Arabia Saudí ante la ONU.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha solicitado a los implicados que participen sin condiciones previas.

Por su parte, el Programa Mundial de Alimentos ha pedido una nueva tregua, más larga que la anterior de cinco días terminada el pasado fin de semana, para retomar el envío de ayuda humanitaria de forma efectiva.