Última hora

Última hora

Extraordinaria fuga de dos asesinos de una cárcel de máxima seguridad

Dos asesinos convictos se escapan de esta cárcel de máxima seguridad estadounidense, a lo Fuga de Alcatraz. Hicieron un agujero en la pared de acero

Leyendo ahora:

Extraordinaria fuga de dos asesinos de una cárcel de máxima seguridad

Tamaño de texto Aa Aa

Dos asesinos convictos se escapan de esta cárcel de máxima seguridad estadounidense, a lo Fuga de Alcatraz.

Hicieron un agujero en la pared de acero que separaba sus celdas con una herramienta eléctrica, atravesaron pasarelas, cortaron tuberías y recorrieron túneles hasta salir al exterior por la tapa de una alcantarilla.

Amontonaron ropa debajo de las sábanas para simular que estaban durmiendo.

Richard Matt, de 48 años, cumplía 25 años de cárcel por secuestrar, asesinar y descuartizar a un hombre. David Sweat, de 34, iba a pasar la vida en prisión por matar de 24 tiros al ayudante de un sheriff.

Sucedió en la noche del viernes, pero los guardias de la cárcel de Clinton, en Dannemora, a treinta kilómetros de la frontera con Canadá, no advirtieron su ausencia hasta el sábado por la mañana.

Los reos tuvieron tiempo hasta para dejar un post it con un smiley y un mensaje a los guardias: “Pasad un buen día”.

“Estos individuos son muy peligrosos. La policía del estado pide a la población que no tome riesgos ni intente capturarlos y que informe de cualquier actividad sospechosa. Si ustedes ven algo, díganlo”, decía un oficial de la policía estatal.

El estado de Nueva York ofrece una recompensa de cienmil dólares por información que lleve a su arresto.

Más de 200 agentes locales, estatales y federales buscan a los fugados por aire y por tierra, en controles de carretera y registros casa por casa.

El gobernador del estado Andrew Cuomo ha calificado el episodio de “fuga extraordinaria, sofisticada y elaborada”. “Haremos todo lo que esté en nuestra mano para que sea la primera y última”, ha dicho, en referencia a que nunca nadie había escapado del lugar desde su apertura en 1865.
Cuomo ha contado que les ha hablado a los presos sobre el sueño tan pesado que deben de tener, pues resulta imposible que ninguno haya escuchado los ruidos de las maniobras de escape.

Los investigadores creen que pueden haber sido ayudados desde el exterior. También buscan el origen de las herramientas empleadas, que podrían pertenecer a obreros que con frecuencia realizan reformas en las viejas instalaciones penitenciarias.

Las policías de Canadá y México han sido alertadas de la posible entrada de los presos en sus países.
Se trata de la primera fuga de este tipo en Estados Unidos de los últimos cincuenta años.

La cárcel de Clinton está rodeada de muros de diez metros de altura y en ella viven tresmil presos.

El gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo inspecciona una tubería cortada por los fugados en la cárcel de Clinton

“Pasen un buen día”, escribieron los reos a los guardias en un post it,

Tuit sobre la recompensa de cienmil dólares por información que lleve a su captura

“Son hombres muy peligrosos”

La cuenta en Flickr del gobernador Cuomo con fotos del recorrido empleado por los reos