Última hora

Última hora

Los cinco carteles europeos 'anti-inmigración' más polémicos

Leyendo ahora:

Los cinco carteles europeos 'anti-inmigración' más polémicos

Tamaño de texto Aa Aa


  1. Las controvertidas ovejas negras de Suiza

    El derechista Partido Popular Suizo (SVP) se encuentra detrás de varios carteles anti-inmigración. Por ejemplo son responsables de esta imagen realizada para las elecciones generales suizas de 2007. Unos comicios en los que consiguió aglutinar un gran número de votantes

    Esta imagen, muy criticada en su momento, mostraba una de las ideas políticas del SVP: expulsar a los extranjeros que hubiesen sido condenados por cometer un delito



    Este otro cartel, elaborado en la misma época, muestra a varios cuervos negros devorando el mapa de Suiza Bajo ellos el siguiente mensaje: “¿Abrir la puerta a los abusos? ¡No!”


    En abril de este año un tribunal consideró que Martin Baltisser, líder del SVP y su adjunta Silvia Bär eran culpables de un delito de discriminación racial por este otro cartel que decía “Estas son las consecuencias de la inmigración descontrolada: los kosovares están arrinconando a los suizos”.






  2. Hungría y la protección del empleo

    Esta semana ha estallado una polémica en Hungría por unos carteles anti-inmigración

    Aparecieron en las calles de Budapest. Financiados por el gobierno tenían la siguiente consigna: “Si vienes a Hungría no quites el empleo a los húngaros”.


    Estos carteles forman parte de una campaña llevada a cabo por el primer ministro Viktor Orban en respuesta al aumento de solicitantes de asilo en el país. En un ranking Hungría se situó como el segundo país con mayor número de demandantes de asilo en 2014, segundos, solo por detrás de Suecia.

    Miembros de la oposición fueron detenidos, y posteriormente puestos en libertad, por presuntamente alterar los carteles.

    También se elaboraron muchas parodias, la mayor parte de ellas en Twitter. Entre ellas esta, en la que podemos leer “No dude en venir a Hungría, ya estamos trabajando en Londres”.






  3. La extrema derecha francesa crea tensiones con Argelia

    Esta imagen procede del ala jóven del Frente Nacional. Fue elaborado en 2010 de cara a las elecciones regionales.


    Abría un doloroso capítulo de la historia reciente francesa, cuando Argelia era una de sus colonias.

    Argelia se independizó en 1962, tras una guerra que duró 8 años. Desde entonces las tensiones se han mantenido entre los franceses y los argelinos que se trasladaron a vivir y trabajar al denominado hexágono.

    En el cartel figura el siguiente lema: “No al islamismo” y mostraba un mapa de Francia, envuelto en la bandera de Argelia, y en el que sobresalían varios minaretes.

    El partido de Le Pen se hizo con el tercer puesto en las elecciones regionales de 2010 al conseguir el 9% de los votos.




  4. La Liga Norte encuentra un extraño paralelismo con Estados Unidos

    La Liga Norte, el partido italiano de extrema derecha cuyo líder dijo este año que había que dejar a los migrantes en los barcos – es responsable de la polémica que se originó en 2008 con este cartel.

    Fueron pegados por todo Milán. En ellos se podía ver la imagen de un nativo americano con su tradicional tocado de plumas y la siguiente frase “Ellos también sufrieron la inmigración y ahora viven en reservas. Piensa en ello”.

    Italia ha sido objeto de atención en los últimos meses por la llegada de migrantes procedentes de África del Norte. Pero el país también es visto como un lugar de oportunidades para muchos europeos del este, especialmente albaneses y rumanos.






  5. El UKIP y los 26 millones de personas que quieren tu trabajo

    El partido anti-europeo del Reino Unido, UKIP, elaboró estos carteles justo antes de las elecciones europeas de 2014.

    Para ello no fueron especialmente originales y siguieron el mismo hilo argumentativo de otros partidos de la extrema derecha: los inmigrantes vienen a quitarnos el puesto de trabajo.

    UKIP se ganó muchas críticas al sugerir que los desempleados de la Unión Europea, en aquel momento 26 millones, estaban dispuestos a ir a Reino Unido para intentar conseguir los empleos que había en aquel país.


    Pero, tal y como pasó en Hungría, algunas personas transformaron los carteles para crear su propía versión. Parodias como esta: