Última hora

Última hora

La "Flotilla de la Libertad III" navega rumbo a Gaza

¿Qué está pasando? Una flotilla formada por tres embarcaciones se dirige hacia la franja de Gaza para romper el bloqueo que Israel mantiene sobre el

Leyendo ahora:

La "Flotilla de la Libertad III" navega rumbo a Gaza

Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué está pasando?


Una flotilla formada por tres embarcaciones se dirige hacia la franja de Gaza para romper el bloqueo que Israel mantiene sobre el territorio palestino. Dirigidos por activistas de distintos países, la “Flotilla de la Libertad III” tiene una hoja de ruta secreta para evitar ser interceptada antes de llegar a puerto.

¿Cuál es su objetivo?

La flotilla lleva a bordo paneles solares y suministros médicos. Ese cargamento podría abastecer de energía a una población cuyas infraestructuras fueron destruidas en sucesivos bombardeos durante julio y agosto de 2014. Los organizadores de esta iniciativa quieren también llamar la atención internacional sobre las condiciones de vida en la franja autónoma.

¿Cuál es el contexto?

El embargo de Israel a Gaza comenzó hace casi ocho años. Hace cinco, otra flotilla que intentó romper el bloqueo fue violentamente abordada por las fuerzas especiales hebreas. Murieron 10 activistas pro-palestinos y 28 fueron heridos. En el bando israelí, 5 soldados necesitaron asistencia médica. En julio de 2011, otra flotilla fue neutralizada tras hacer escala en Grecia y Turquía. Otras embarcaciones fletadas posteriormente tampoco llegaron a su destino, siendo interceptadas siempre en aguas internacionales.

¿Quién está implicado?

El personaje más conocido que participa en este nuevo intento de entrar en Gaza es el antiguo presidente tunecino Moncef Marzouki. También colaboran atletas, artistas, religiosos, como la monja española Teresa Forcades y otros activistas, como el el canadiense Robert Lovelace.

Video : Robert Lovelace – Why I am going to Gaza with Freedom Flotilla III

Posted by CANADIAN Boat to Gaza on Thursday, 11 June 2015

¿Cómo es la vida a bordo?

Nuestro enviado especial, Aissa Boukanoun, ha pasado tres días de singladura en el “Marianne de Gotemburgo”, que zarpó de Suecia y se reunirá con el resto de embarcaciones en algún lugar secreto del Meditarráneo. Se trata de una modesta embarcación de pesca que sólo puede transportar a 13 personas y que fue adquirida gracias a donaciones de ONG’s suecas y noruegas. La tripulación está formada por voluntarios que no saben lo que se van a encontrar. Han recibido una formación específica para evitar cualquier enfrentamiento con las fuerzas israelíes y se han comprometido con un código de conducta en el que renuncian a utilizar el viaje para difundir cualquier mensaje político distinto al que les ha llevado a embarcarse. Las reglas dentro del barco son estrictas e iguales para todos. Los tripulantes se levantan a las siete y media y durante las cuatro horas siguientes se realizan operaciones de mantenimiento rutinarias. A las cuatro de la tarde se planifica el resto del día y se da a conocer el itinerario. Cada vez que el barco llega a puerto, iza la bandera del país en el que atraque, además de la bandera sueca y la palestina.

¿Qué dicen los activistas?

Que su objetivo es exclusivamente humanitario. “No nos plegamos a ninguna agenda en concreto ni representamos ninguna sigla política”, explica Joel Opperdoes, el patrón del Marianne de Gotemburgo. “Lo único que pretendemos es ayudar a la polación palestina y defender su derechos humanos”, concluye. Ron Prosor, el embajador de Israel en naciones Unidas, describe la singladura de la flotilla como una provocación y asegura que su país hará lo que esté en su mano para que las embarcaciones no lleguen a Gaza.