Última hora

Última hora

Taxis versus Uber

Simple, práctico y sobre todo, barato. Es el servicio que la aplicación móvil Uber ofrece a los pasajeros ponéndoles en contacto con vehículos de

Leyendo ahora:

Taxis versus Uber

Tamaño de texto Aa Aa

Simple, práctico y sobre todo, barato. Es el servicio que la aplicación móvil Uber ofrece a los pasajeros ponéndoles en contacto con vehículos de alquiler con conductor profesional que cubren los trayectos con su automóvil personal.

Con un valor estimado en más de 36.000 millones de euros, Uber fue creado en 2009 en San Francisco por dos empresarios que lanzaron la aplicación un año después. Sólo en esa ciudad estadounidense dicen contar con 22.000 conductores que no son sus empleados. Actualmente opera en 57 países y 250 ciudades, entre ellas París, primera capital europea en la que desembarcó Uber, un rival fuera de normas de los tradicionales taxis. Cerca de 400.000 personas utilizan sus servicios en Francia.

Jo Bertram. Directora regional de Uber en el Reino Unido e Irlanda:
“Esencialmente estamos tocando a una industria que no ha variado en muchos años, décadas incluso en muchos mercados, de ahí que pueda ser un poco incómodo para los operadores tradicionales. Sin embargo, creemos que la competencia es buena. Mejora la calidad de los servicios para los consumidores y ofrece más opciones tanto para los conductores como para los consumidores.”

Pero la actividad de los taxis está muy regulada en Europa. Los conductores siguen una formación cara y larga, 250 horas en Francia por ejemplo, para obtener sus licencias. Inmediatamente, los taxistas en toda Europa pusieron las espadas en alto.

Las denuncias se han multiplicado. Uber está prohibido en varias ciudades de Europa, como Madrid, donde la justicia ha dado la razón a los taxistas.

“En este país somos más de cien mil familias las que vivimos del taxi. Si los autónomos dejáramos de pagar lo que es el autónomo, porque nos quieren mandar a la ruina, dejaríamos de ingresar a las arca de este Estado mensualmente mas de 180 millones de euros.”

Pero lo que más enfurece a los taxistas es la aplicación UberPOP, que pone en contacto a los clientes con conductores no profesionales que cubren los trayectos con sus vehículos personales,

Richard Leipold, presidente del Sindicato de Taxistas de Berlín:
“En el momento que utilizas UberPop, hay peligro, pero no sólo para el comercio de los taxis, no podemos hacer nada contra eso, sino para todos los que los usan, ya que no están asegurados. No puedes estar seguro de que un conductor preparado y sano está al volante, tampoco sabes si tiene seguro”.

En la India, la violación de una mujer a manos de un conductor de Uber puso de relieve la ausencia de selección por parte de la empresa. Allí, este tipo de actividad fue prohibida durante seis meses el pasado diciembre.