Última hora

Última hora

Algunas claves del referéndum sobre el rescate de Grecia

La crisis de la deuda griega es un problema que viene de lejos. Tanto que lleva ocupando las portadas de los periódicos de todo el mundo varios

Leyendo ahora:

Algunas claves del referéndum sobre el rescate de Grecia

Tamaño de texto Aa Aa

La crisis de la deuda griega es un problema que viene de lejos. Tanto que lleva ocupando las portadas de los periódicos de todo el mundo varios meses. Aunque los calificativos para referirse al drama griego no están ni mucho menos agotados.

¿Por qué Grecia ha convocado un referéndum?

El Gobierno griego liderado por Alexis Tsipras considera que los términos de la última propuesta realizada por los acreedores internacionales no son asumibles.

En cualquier caso, el primer ministro quiere reforzar su legitimidad y, por esta razón, ha dejado en manos de los griegos la decisión de seguir el dictado de las Instituciones o de continuar por su cuenta y riesgo.

La convocatoria del referéndum pudo sorprender a algunos en Bruselas, pero en el programa con el que la izquierda de Syriza ganó las últimas elecciones generales estaba previsto dar marcha atrás en muchos de los recortes y medidas de austeridad aprobadas por el anterior Gobierno heleno a instancias de la troika.

Los griegos, ¿tienen clara la pregunta?

No. La práctica totalidad de los analistas coinciden al explicar que no, salvo los griegos con un título de licenciado en Economía, casi nadie entiende la pregunta

“¿Debe aceptarse la propuesta de acuerdo entregada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la reunión del Eurogrupo del 25.06.2015 y que consta de dos partes que constituyen una propuesta unitaria?”

“El primer documento se titula “Reformas para completar el actual programa y más allá”, y el segundo, “Análisis preliminar de la deuda”.

Algunos expertos creen que la pregunta está formulada para que gane la propuesta defendida por el Gobierno. Además el cuadro para votar “no” está encima del cuadro para votar “si”.

¿Qué supondría para Grecia votar “si” o votar “no”?

Si Grecia vota “si”, opción que comparten la mayoría de los líderes políticos europeos, la última propuesta de la Comisión Europea obtendría luz verde. Si Grecia vota “no”, parece difícil ver al país en quiebra técnica por el impago de la deuda y abandonando la eurozona.

El analista político español, Fernando Vallespín, nos recuerda a través de las redes sociales que muchos economistas como el premio Nobel, Joseph Stiglitz, están a favor del “no”.

Sea como fuere la apuesta de Tsipras es arriesgada. En 2011, el entonces primer ministro el socialista Papandréu, quiso someter a referéndum el programa europeo de refinanciación de la deuda griega, desencadenando una crisis de gobierno que precipitó su dimisión.

¿Qué pasaría si Grecia abandona la eurozona?

Si Grecia abandona la eurozona, la primera consecuencia será el impago de la deuda pendiente con los acreedores internacionales, entre ellos el Fondo Monentario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esto podría desencadenar una nueva crisis financiera internacional.

El Banco de Grecia tendría que volver a emitir su moneda, el dracma, que cotizaría por un valor inferior al euro. Los griegos perderían todavía más poder adquisitivo y su nivel de vida caería significativamente.

Habría un aspecto positivo porque tanto las exportaciones griegas como el turismo se verían favorecidos.

Este escenario podría ser aprovechado por los grandes inversores en los mercados internacionales que nunca hubieran podido imaginar que la eurozona fuera reversible.

Otros países periféricos como Portugal podrían sufrir las consecuencias.