Última hora

Última hora

Claves del referéndum griego

Alexis Tsipras. Primer ministro de Grecia: “Asumo personalmente la responsabilidad de una solución justo después del referéndum. Al mismo tiempo

Leyendo ahora:

Claves del referéndum griego

Tamaño de texto Aa Aa

Alexis Tsipras. Primer ministro de Grecia:
“Asumo personalmente la responsabilidad de una solución justo después del referéndum. Al mismo tiempo,
insto a fortalecer este esfuerzo de negociación, les invito a decir no a las recetas de los memorandos que destruyen Europa.”

Son las palabras con las que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, dejaba la propuesta de los acreedores internacionales en manos de los griegos y les recomendaba rechazarla.

Pero el referéndum ya tiene sus detractores, y no necesariamente por el contenido. La pegunta que se planteará en las papeletas es incomprensible para gran parte de los ciudadanos y poco exacta puesto que las cosas han evolucionado y se han producido ciertas modificaciones a la propuesta inicial.

“¿Debe aceptarse la propuesta de acuerdo entregada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI en la reunión del Eurogrupo del 25.06.2015 y que consta de dos partes que constituyen una propuesta unitaria?”

Otro factor que dificulta la consulta es el corralito. Para que el resultado sea vinculante, más de 40% de los 9,9 millones de electores griegos deben participar en la votación, pero con las restricciones, muchos no tendrán dinero para viajar y desplazarse a sus colegios electorales.

Muchos constitucionalistas aseguran además que la consulta no es legal y que sus resultados podrían ser anulados por un doble motivo: incumple el plazo de dos semanas que estipula la Carta Magna para celebrar un referéndum y la pregunta planteada es relativa a las finanzas públicas.

Dimitri Sotiropoulos. Escritor y analista político:
“Claramente el artículo 44, segundo párrafo de la Constitución griega prohibe la convocatoria de un referéndum sobre asuntos relativos a las finanzas públicas, y me parece evidente el por qué: un asunto tan delicado y complejo como las finanzas no se pueden resolver con un sí o un no.”

Otros consideran en cambio que la iniciativa griega abre una nueva página en la forma de hacer democracia y de decidir las relaciones con Europa. Si Grecia vota “sí”, su permanencia en la UE estaría en principio garantizada, de lo contrario, si gana el “No”, la consecuencia inmediata sería el impago de la deuda y el abandono de la eurozona, lo que podría desencadenar una nueva crisis financiera internacional.

Nikos Skoutaris. Constitucionalista:
“Tal vez este referéndum marque un nuevo periodo en el que se celebrarán este tipo de consultas. Le recuerdo que el primer ministro británico se ha comprometido a celebrar una consulta del mismo tipo, por tanto probablemente nos estemos adentrando en un periodo de referendos, del Grexit al Brexit en el que los Estados deciden votando sus relaciones con Europa.”

Aunque Tsipras insiste en que votar “no” no significa abandonar el euro y las manifestaciones de apego a la UE se repiten en Grecia, la incertidumbre sobre el futuro inmediato es palpable.