Última hora

Última hora

Los muros visibles e invisibles de la inmigración en Hungría

El pequeño pueblo serbio de Magyarkanizsa vive un movimiento insólito. Esta es la última parada de muchos refugiados que intentan entrar en la

Leyendo ahora:

Los muros visibles e invisibles de la inmigración en Hungría

Tamaño de texto Aa Aa

El pequeño pueblo serbio de Magyarkanizsa vive un movimiento insólito. Esta es la última parada de muchos refugiados que intentan entrar en la UE através de la frontera húngara. Algunos compran en este comercio tiendas de campaña y sacos de dormir. Su presencia no molesta a la propietaria, pero reconoce que hay gente que les teme:
“Hay opiniones divergentes. Algunos dicen que los refugiados les molestan, temen que les expulsen de la UE y que se dediquen , a robar y a saquear, e incluso a matar, puede haber terroristas entre ellos, nadie lo sabe.”

La frontera está a sólo unos kilómetros de aquí. Este año más de 60 mil inmigrantes fueron capturados por la policía después de haber entrado ilegalmente en el país, la mayoría procedentes de Afganistán, Siria e Irak. Su objetivo no es quedarse en Hungría, sino llegar a la Europa occidental.

Una de las primeras cosas que ven cuando entran en Hungría son estos carteles, encargados por el Gobierno húngaro, en los que advierten de que si entras en Hungría no puedes robar los puestos de trabajo a los húngaros.
Szeged es la tercera ciudad más grande de Hungría, y está cerca de la frontera serbia. Aquí los inmigrantes se esconden de la policía.

Aún así, muchos residentes se quejan de su presencia.

Pero también hay gente que piensa de otra forma. Como los voluntarios que recogen fondos y los distribuyen entre los más necesitados. Muchos pasan la noche en la estación de Szeged, a la espera del primer tren que salga de la ciudad.

Márk Zoltán Kékesi. Coordinador de MigSzol:
“Muchos húngaros, no le puedo decir exactamente cuántos, pero somos muchos, no pensamos como el gobierno quiere que pensemos. Creemos que estos refugiados se encuentran en una situación extremadamente difícil, y no nos importa de dónde vienen, a dónde van, ni qué esperan de su viaje, sólo podemos hacer una cosa: hacer su vida más fácil mientras que estén aquí “.

Además, los miembros de este grupo suministran a los inmigrantes comida, ayuda médica, información y un servicio de traductores.

Cuando se habla de la inmigración, una barrera invisible se levanta entre los húngaros. En pocas semanas una muy visible será construida en la frontera entre Serbia y Hungría para impedir la entrada de inmigrantes.