Última hora

Última hora

EE.UU:La mayoría republicana del Congreso quema sus últimos cartuchos contra un acuerdo nuclear con Irán

Leyendo ahora:

EE.UU:La mayoría republicana del Congreso quema sus últimos cartuchos contra un acuerdo nuclear con Irán

Tamaño de texto Aa Aa

El suspense que rodea las negociaciones sobre el programa nuclear iraní se deja sentir con especial fuerza en Washington, donde todo acuerdo tendrá que votarse en ambas cámaras del Congreso dominado por los republicanos.

Los más conservadores del partido del elefante, como el senador Lindsey Graham, aspirante a candidato presidencial en 2016, queman sus últimos cartuchos para desacreditar el proceso de negociación y un posible acuerdo con la esperanza de influir en los demócratas indecisos.

Lindsey Graham. Senador y aspirante a la candidatura republicana en las presidenciales de 2016:
“Me gustaría acabar con las ambiciones nucleares de Irán sin un solo disparo, pero hay que saber con quién se está hablando y lo que realmente quieren. Yo creo que quieren dotarse del arma nuclear para garantizar la supervivencia del régimen. Y creo que van a presionar lo máximo durante todo el tiempo que puedan. Y la verdad es que la idea de la ONU haciendo de muro entre nosotros y un Irán nuclear no me tranquiliza. Estamos ante el embrión de Corea del Norte.”

Pero para los republicanos no será fácil anular un veto presidencial, que necesita una mayoría de dos tercios de los legisladores tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes.

John Christopher-Bua es analista político en la Universidad de Georgetown:
“El veto sería la última baza de Obama en esta situación. Y yo no creo que tenga que llegar tan lejos. Sólo necesita 34 demócratas para garantizar que los republicanos no anulan el acuerdo que el presidente quiere sacar adelante. Por lo tanto, no creo que vaya a tener que desenfundar su arma.”

Stefan Grobe, euronews:
“Todo parece indicar que un acuerdo nuclear con Irán pasará la prueba del Congreso. Pero si el presidente Obama tiene que ejercer su poder de veto para sacarlo adelante, fragilizaría las bases del acuerdo y haría de Irán el punto débil de los demócratas en la campaña electoral de 2016.”