Última hora

Última hora

Los griegos, entre el miedo y una remota esperanza ante la extensión del corralito

Miedo y un atisbo de esperanza en las calles de Atenas ante la extensión del corralito decidido por el Gobierno griego. Este es el undécimo día de

Leyendo ahora:

Los griegos, entre el miedo y una remota esperanza ante la extensión del corralito

Tamaño de texto Aa Aa

Miedo y un atisbo de esperanza en las calles de Atenas ante la extensión del corralito decidido por el Gobierno griego. Este es el undécimo día de colas antelos cajeros automáticos para sacar los sesenta euros diarios que la medida permite.

“Tengo miedo sobre lo que pasará si no llegan a un acuerdo”, asegura esta mujer. “Tengo miedo, literalmente. Espero que encontremos una solución”.

“No puedo imaginar que quedaremos aislados del resto de Europa. Sería trágico”, asegura Alexandros.

“Yo quiero permanecer en la Eurozona pero no bajo estos términos que machacan a la gente”, nos cuenta DImitris. “¿Por qué quedarse si resulta tan difícil arreglárselas, cuando no hay suficiente incluso para salir adelante cada día, cuando no hay dinero suficiente para mantenerte? ¿Por qué quedarse? Básicamente, salirse es malo, quedarse es malo. Las dos posibilidades son malas”.

Unas mil sucursales bancarias han abierto este jueves para entregar los subsidios a pensionistas y parados que solo disponen de cartillas.

La presidenta de la Asociación de Bancos Griegos ha asegurado que los cajeros automáticos dispondrán de efectivo suficiente hasta la noche del lunes.