Última hora

Última hora

¿Aceptará el pueblo griego el nuevo plan de reformas de Tsipras más cercano al del FMI?

El pueblo griego vive desconcertado las horas previas a una votación crucial en el Parlamento. Las medidas que aún no han sido comentadas por los

Leyendo ahora:

¿Aceptará el pueblo griego el nuevo plan de reformas de Tsipras más cercano al del FMI?

Tamaño de texto Aa Aa

El pueblo griego vive desconcertado las horas previas a una votación crucial en el Parlamento.

Las medidas que aún no han sido comentadas por los acreedores incluyen reformas que fueron rechazadas por la mayoría de los griegos durante el referéndum. El gobierno espera obtener una reestructuración de la deuda que haga digestibles estas medidas en boca de todos los ciudadanos.

“La cuestión no es si aceptamos o no un nuevo rescate, la cuestión es si las medidas propuestas son realistas. Cuando se tiene un 30% de paro no puede decirse otra cosa”, asegura Natasha, en paro desde que fue despedida de una agencia de viajes.

“Nosotros, los griegos, estamos muy confusos. Lo que está relamente claro es que no queremos salir de Europa. Sin embargo, sabemos que esas medidas van a hundir aún más a mucha gente que ha dicho que quiere “acabar de una vez con esta situación”. La situación es muy mala pero no queremos abandonar Europa”, explica el pensionista George Markoulakis.

La falta de liquidez está generando mucha tensión en las largas colas delante de los bancos griegos.

La óptica de volver al dracma de manera caótica inspira miedo. El gobierno griego tendrá, ahora, que convencer el pueblo griego de por qué, en este nuevo paquete de medidas, incluye reformas como la reducción de las pensiones o la subida de ciertos impuestos que no constaban en su propuesta precedente.

El catálogo contiene el aumento del IRPF del 11% al 15% para ingresos menores a los 12 000 euros, y del 33% para los superiores.

Se elimina a partir de octubre el descuento del 30% en el IVA en las islas del mar Egeo con la excepción de las islas más remotas.

En cuanto al impuesto de sociedades, éste aumenta del 26% al 28%, con un pago adelantado del 100%.

El mundo rural verá desaparecer ciertos privilegios como la abolición gradual de las exenciones fiscales a los agricultores de aquí al 2017. También van a desaparecer los subsidios al gasóleo de los agricultores.

Aumenta también el impuesto de lujo del 10 % al 13 %, con efecto retroactivo para la declaración de 2014, y será aplicable, a partir de ahora, también, a las embarcaciones con una eslora mínima de 5 metros.

Se acaba de manera gradual con el sistema de prejubilaciones que tendrá una aplicación inmediata exceptuando profesiones de riesgo (se verán limitadas) y a madres
con hijos discapacitados. Los reticentes se verán expuestos a toda una panoplia de penalizaciones.

El Gobierno pretende aumentar la edad de jubilación a los 67 años en 2022 y no en 2025 como había propuesto anteriormente. Para aquellos que hayan cotizado 40 años, la edad de jubilación se mantendrá en 62.