Última hora

Última hora

Roma se pone manos a la obra para cambiar su maltrecha imagen

Criticado dentro y fuera de casa, por romanos y turistas, e incluso en su propio partido, el alcalde de Roma ha renovado su equipo y ha prometido

Leyendo ahora:

Roma se pone manos a la obra para cambiar su maltrecha imagen

Tamaño de texto Aa Aa

Criticado dentro y fuera de casa, por romanos y turistas, e incluso en su propio partido, el alcalde de Roma ha renovado su equipo y ha prometido cambiar la deteriorada imagen de la ciudad antes del fin de su mandato, dentro de tres años.

La suciedad en las calles, el mal funcionamiento de los transportes públicos y sus huelgas, y los casos de corrupción han minado la credibilidad de Ignazio Marino, en el poder desde hace dos años.

“En lo referente a la basura, a partir de septiembre habrá 300 barrenderos más para limpiar las calles, porque aunque hemos logrado aumentar nuestra capacidad para vaciar los contenedores, por desgracia, todos vemos que al lado de los contenedores de basura hay situaciones a menudo indecentes que tienen que ser objeto de nuestra atención urgente”, declaraba Ignazio Marino, alcalde de Roma.

De la degradación de la Ciudad Eterna se habla también desde medios extranjeros como The New York Times.

El propio primer ministro italiano, Matteo Renzi, compañero de filas de Marino en el Partido Demócrata, ha dicho en una carta abierta en un diario que Roma “no merece esto”.

“Esperé 40 minutos un autobús y no pasó. Luego pasaron cinco de una misma línea. Así que me pregunto si esta disfunción está organizada, si alguien lo quiere así, o si es sólo una negligencia”, declaraba Enzo Siviero, vecino de Roma.

La búsqueda de un socio privado para gestionar el transporte público no gusta a los conductores de metro y autobús, que multiplican sus protestas.

A pocos meses de que la ciudad empiece a llenarse de peregrinos, a partir de diciembre, para asistir al Jubileo, Roma necesitará un milagro para lucir bella.