Última hora

Última hora

Lucha sin cuartel en Washington por el pacto nuclear con Irán

¿Puede Estados Unidos sabotear el acuerdo al que llegaron el14 de julio las grandes potencias e Irán? Difícilmente, pero la batalla entre detractores

Leyendo ahora:

Lucha sin cuartel en Washington por el pacto nuclear con Irán

Tamaño de texto Aa Aa

¿Puede Estados Unidos sabotear el acuerdo al que llegaron el14 de julio las grandes potencias e Irán? Difícilmente, pero la batalla entre detractores y partidarios del pacto se presenta feroz. De hecho, unos y otros llevan casi tres semanas haciendo una intensa campaña de presión sobre los congresistas de Washington.

Mayoritarios en las dos cámaras del Congreso, los republicanos votaran sin duda en contra del texto, desaprobando el levantamiento de las sanciones contra el regimen de los ayatolás. Y entonces Obama opondrá su veto.

Para neutralizar la prerrogativa presidencial, el Congreso tendrá que volver a pronunciarse, primero en la Cámara de Representantes y, si fuera necesario, también en el Senado. Esa votación requiere una mayoría de al menos dos tercios para que el presidente tenga que dar marcha atrás, lo que quiere decir que 44 demócratas en la cámara baja y 13 en el Senado tendrán que votar en contra de su gobierno. El secretario de Estado defiende el acuerdo con uñas y dientes.

“Si nos alejamos, nos alejaremos solos”, decía Johm Kerry hace poco frente a la comisión de la Cámara de Representantes. “Nuestros socios no van a seguir nuestros pasos. En cambio, abandonarán las duras sanciones multiraterales que llevaron a Irán a la mesa de negociaciones. Y habremos perdido nuestra mejor oportunidad para resolver este problema pacíficamente”.

Del lado republicano, la determinación también es absoluta. Ed Royce es el congresista que este martes interpuso ante la Cámara de Representantes una resolución en contra del pacto.

“Si este acuerdo sigue adelante”, decía Royce, “Irán entrará en una etapa de bonanza financiera, conseguirá mayor influencia internacional y tendrá el camino despejado para fabricar la bomba nuclear”.

El reto consiste también en convencer a la opinión púlibca. Y ambos bandos son conscientes de ello. A finales de julio, 10.000 manifestantes tomaron Times Square para protestar contra el acuerdo de Viena. Al frente había organizaciones pro-israelíes y en la tribuna, celebridades como el antiguo gobernador de Nueva York.

“Este no es un mal plan”, aseveraba George Pataki, “es un plan desastroso que debería ser rechazado. El Congreso debería hacer su trabajo y velar por la seguridad del pueblo estadounidense oponiéndose al pacto nuclear con Irán”.

Obama por su parte, también tiene aliados mediáticos. La prueba es el vídeo realizado por el grupo antinuclear “Global Zero”, en el que varias estrellas de Hollywood, como Morgan Freeman o Jack Black, cierran filas en torno al presidente.