Última hora

Última hora

La llegada de inmigrantes a la isla griega de Kos no cesa

La mayoría proceden de Siria. La isla está desbordada y el estadio, convertido en centro de registro temporal, no da abasto. Las autoridades locales

Leyendo ahora:

La llegada de inmigrantes a la isla griega de Kos no cesa

Tamaño de texto Aa Aa

La mayoría proceden de Siria. La isla está desbordada y el estadio, convertido en centro de registro temporal, no da abasto. Las autoridades locales llevan días pidiendo ayuda al Gobierno griego, que ha enviado un enorme ferri para acoger a los 7.000 refugiados sirios que se encuentran en la isla y para ayudar con el papeleo. De esta forma, los inmigrantes podrán abandonar la isla con los documentos y continuar su viaje hacia otras partes de Europa.

“No esperaba tener que dejar Siria, pero con el grupo Estado Islámico no tuvimos opción. Queremos llegar a algún lugar en el que poder vivir, un país que nos acepte como somos, cristianos, sin armas, sin matar, sin nada”, dice un refugiado sirio.

El viaje para los inmigrantes es relativamente fácil. Tan solo 15 kilómetros separan la playa Fenerburnu, en la península turca de Bodrum, de Kos.

Solo en julio pasado llegaron a Grecia 50.000 personas de Siria, Afganistán e Irak, entre otros países, más de los que entraron en todo el año pasado.

La Comisión Europea ha prometido desbloquear 474 millones de euros para ayudar a Grecia a hacer frente a esta grave situación, que ha sido calificada por el comisario de Inmigración como “la peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial”.