Última hora

Centenares de miles de millones se esfumaron de los mercados financieros a principios de semana, tras la debacle en China que hizo que se desplomaran a su vez las acciones en Europa, Asia y Estados Unidos.

Este desplome fue bautizado como ‘lunes negro’, ya que los parqués chinos perdieron todas sus ganancias del año. Y las réplicas se dejaron sentir en el mundo entero, con unos inversores en pánico en su peor día desde hacía mucho tiempo y preocupados por la desaceleración china.

Para entender por qué la segunda economía del mundo está perdiendo fuelle, nos fijamos en cómo había llegado hasta ahí.

La tormenta financiera tampoco perdonó a las acciones tecnológicas. Aunque mientras algunos directores generales se mantenían ociosos, otros decidían pasar a la acción.

Nuetra sección ‘Tecnologías de la información’ está completamente dedicada a la respuesta de Apple a este descalabro bursátil. Con un simple correo electrónico, Tim Cook salvó miles de millones de capitalización bursátil.