Última hora

Última hora

Propinas: ¿cómo funciona en diferentes lugares del mundo?

El Gobierno británico ha abierto una investigación contra los restaurantes que se quedan las propinas de los clientes en vez de dársela a sus

Leyendo ahora:

Propinas: ¿cómo funciona en diferentes lugares del mundo?

Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno británico ha abierto una investigación contra los restaurantes que se quedan las propinas de los clientes en vez de dársela a sus camareros. Muchas personas se preguntan si hay que dejar propina y, en ese caso, dónde va a parar.

En la mayoría de los países, la propina es voluntaria y apreciada. Una notable excepción es Japón, donde premiar el servicio de los camareros se considera de mala educación

En España, las propinas no son obligatorias. Sin embargo, hay personas que mantienen la costumbre de dejar en cafeterías y restaurantes a pesar de la fuerte crisis económica que golpea al país. Muchos de estos clientes afirman que con su gesto se solidarizan con aquellas personas que tienen trabajos mal pagados y les permiten lograr un salario más digno. En el lado opuesto, muchos trabajadores se quejan de la racanería de algunos consumidores o de la falta de gratificación tras un servicio. Un ejemplo de ello son los repartidores de pizza, que tradicionalmente reciben propinas muy bajas.

En general, los clientes no dan gratificaciones en China o Singapur.

El ejemplo más opuesto a ello es Estados Unidos. Incluso en algunos estados los restaurantes pagan a los empleados que reciben propinas solo 2,13 dólares por hora, siempre y cuando estas hagan que el salario del camarero alcance el mínimo.

Los estadounidenses, por su parte, suelen ser los consumidores más generosos. El 60% de ellos asegura que siempre dejan propina durante sus vacaciones, frente al 49% de los alemanes, el 33% de los brasileños, el 30% de los españoles, el 28% de los rusos, el 26% de los británicos, el 15% de los franceses y el 11% de los italianos según TripAdvisor.

En Estados Unidos, la capital mundial de las propinas (representan 40 mil millones de dólares al año, el doble del presupuesto de la NASA), quienes obtienen las mayores bonificaciones son las estrípers, que se embolsan una media de 25,40 dólares por hora.

Las propinas representan el 63% de los ingresos de los camareros.

Los profesionales con las gratificaciones más bajas son los que trabajan en el sector de la comida rápida, las amas de casa y los ayudantes de cocina. Conforman el 7% de su salario.

Generalmente, hombres y mujeres suelen dar la misma cantidad en propinas, excepto cuando se trata de niñeras. Los hombres dan una media de 2,20 dólares, mientras que las mujeres no dan nada según www.payscale.com

Según recientes estudios sobre el comportamiento de las personas a la hora de dar propinas, las camareras atractivas consiguen mejores bonificaciones que las que no lo son, mientras que la apariencia de los hombres no es tan importante.

Las camareras obtienen mejores propinas de los hombres que de las mujeres.

Además, las rubias consiguen una media más elevada que las morenas. Las mujeres delgadas y las que tienen pechos grandes son mejor pagadas que las que tienen unos kilos más y las que tienen poco busto, respectivamente. Sorprendentemente, las mujeres que se encuentran en la treintena de edad logran mejores propinas que cualquier otra más joven o más mayor.