Última hora

Última hora

El Festival de Glyndebourne al son de Ravel

Leyendo ahora:

El Festival de Glyndebourne al son de Ravel

Tamaño de texto Aa Aa

Dos momentos muy esperados del Festival de Glyndebourne, en Inglaterra, “El niño y los sortilegios” y “La hora española” de Maurice Ravel. Dos obras

Dos momentos muy esperados del Festival de Glyndebourne, en Inglaterra, “El niño y los sortilegios” y “La hora española” de Maurice Ravel.

Dos obras maestras puestas en escena por el director francés Laurent Pelly, e interpretadas ambas por la soprano Danielle de Niese.

“Pensé que sería muy interesante hacer el papel de mujer fatal y de niño andrógino en la misma noche.”

“Creo que “El niño y los sortilegios” revela el instinto primario del niño. Los niños deben aprender a comportarse y cuando no consiguen lo que quieren, dan pataletas y lloran. Nosotros los adultos, en general, ya no tenemos rabietas… Y son los objetos de su propia habitación los que cobran vida y le enseñan cosas y también… el amor. “

El director francés, Laurent Pelly nos habla de la estructura onírica de la obra:

“Es una obra muy corta. La escena más larga debe durar un minuto y medio o dos como mucho. Es decir que la obra tiene una estructura onírica muy significativa. Y el secreto de una obra como ésta está precisamente en el paso de una escena a otra, con brutalidad, fluidez y ligereza a la vez.”

El Festival de Glyndebourne es también famoso por su picnic campestre durante el largo entreacto.

Allí vive Danielle de Niese, esposa del director del festival. Juntos acaban de tener un bebé al que han puesto por nombre Baco.

“Por supuesto, tener un bebé tres semanas antes de que empezaran los ensayos presentaba otro desafío físico. Porque yo sabía que debía transformarme para encarnar a Concepción y después al Niño. Tuve que deshacerme de todo lo que me hacía más femenina y buscar cómo encarnar a un niño. Pero además, ir a los ensayos con un cuerpo que había cambiado tan drásticamente, fue como un triple reto para mí! “

“La hora española” es una farsa musical ambientada en el taller de un relojero de Toledo que cuenta los tormentos de Concepción, una mujer mal casada que trata de ver a su amante al menos una hora a la semana.

“Llegué a los ensayos diciendo: “¡Interpreto la obra de un compositor francés en la lengua de Molière, pero… interpreto a una mujer española. Así que tenía que tener una pose con cierto descaro y los gestos de una mujer ardiente… encarnar el espíritu de una mujer española. Era esencial tenerlo presente para no interpretar el personaje con un toque demasiado francés!”

Como un trabajo de relojería, el director de escena, Laurent Pelly ha imaginado los movimientos en relación con la música:

“En “La hora española”, como los personajes están inmersos en esa relojería, resulta muy divertido utilizar lo pintoresco de la música para crear el movimiento. Y no hay casi ningún movimiento que no haga eco a alguna intención de Ravel.”

La próxima edición del Festival de Glyndebourne se celebrará del 21 de mayo al 28 de agosto de 2016.

El 400 aniversario de la muerte de William Shakespeare se conmemorará con las producciones de “Beatriz y Benedicto” de Héctor Berlioz y “El sueño de una noche de verano” de Benjamin Britten.