Última hora

Última hora

William Christie, el amor por la música en su jardín secreto

Leyendo ahora:

William Christie, el amor por la música en su jardín secreto

Tamaño de texto Aa Aa

Esta es la segunda pasión de William Christie o más bien su jardín secreto… ¿Pero cómo empezó todo? “Desde siempre tuve un gusto apasionado por los

Esta es la segunda pasión de William Christie o más bien su jardín secreto… ¿Pero cómo empezó todo?

Punto de vista

Ser jardinero es como ser el padre de un niño muy rebelde.

“Desde siempre tuve un gusto apasionado por los jardines y de alguna manera formaron parte de mi formación. Y ya siendo adolescente me encontraba a menudo visitando los jardines y leyendo sobre parques y jardines. Con el tiempo, le he ido haciendo un hueco a mi pasión. No sólo para estar fuera y escuchar música, sino realmente para disfrutar del jardín.

Cuando cumplí 21 ó 22 años ya había definido claramente las dos pasiones de mi vida. Este jardín, que he creado desde cero, estaba en mi mente desde hace años. Fue en 1985 cuando pude crear mi propio jardín. Así que después he transformado casi treinta años de sueños y fantasías sobre lo que quería hacer.

Al principio, me resultaba difícil identificarme con este jardín y decir “así soy yo”… Pues por momentos podría parecer un jardín francés por aquí, con algunos ornamentos manieristas italianos por allá, y de alguna manera quería hacer hincapié en esos aspectos. Este jardín es un pastiche y mi presencia se imprime en él de manera muy intensa. Está formado por un conjunto de cosas que me parecen compatibles y armoniosas y que corresponden a un estilo de jardín italiano del siglo XVII y a un estilo artístico del jardín decimonónico inglés y estadounidense. Y además hay otras muchas cosas nuevas para mí.

La naturaleza es caprichosa, y ser jardinero, a veces es como ser el padre de un niño muy rebelde. La naturaleza además te puede jugar una mala pasada con el tiempo y puede arruinar nuestro bucólico festival en el jardín… pero bueno, la naturaleza es la naturaleza, y hay que saber como lidiar con ella…”