Última hora

Última hora

La incertidumbre persiste en torno al futuro gobierno catalán

Cataluña ha votado, pero la incertidumbre presiste. Pese a la mayoría absoluta de escaños lograda por las candidaturas independentistas, a la

Leyendo ahora:

La incertidumbre persiste en torno al futuro gobierno catalán

Tamaño de texto Aa Aa

Cataluña ha votado, pero la incertidumbre presiste. Pese a la mayoría absoluta de escaños lograda por las candidaturas independentistas, a la coalición Junts pel Sí no le llega el resultado para gobernar sin apoyos. Depende, por tanto, de la extrema izquierda que representa la CUP y de sus 10 asientos en el Parlamento regional. Pero los radicales no quieren a Mas. Y mucho menos al frente de la Generalitat.

Punto de vista

"La CUP es una formación que ya se ha comportado con un voto de geometría variable. Puede votar a favor, en contra y abstenerse. Puede emitir un voto de apoyo a la independencia y de desacuerdo con Artur Mas por los recortes y la corrupción".

“Ahora se trata de dilucidar si con setenta y dos diputados podremos crear juntos una hoja de ruta que nos lleve a la proclamación de un Estado independiente”, confesaba el jefe saliente del gobierno regional.

En la calle hay opiniones para todos los gustos. “Si la CUP es consecuente con su programa y con lo que han dicho sus líderes, Artur Mas no podrá gobernar”, dice un jubilado en Barcelona. “Y entonces, la situacion en Cataluña también será muy delicada y muy dificil.”

Pese a todo, los electores de Junts pel Sí lo tienen claro. “Costará pero saldremos adelante”, afirma una votante independentista. “Lo que no podemos es seguir así, es mi opinión”

Y para otros catalanes, la victoria de los independentistas tiene un sabor amargo. “No lo veo lógico”, razonaba un partidario de seguir formando parte de España. “Ahora, ¿qué le vamos a hacer? Si quieren separarse… En fin”, se lamentaba.

La victoria independentista de la lista Junsts pel Sí deja diferentes interrogantes en la escena política catalana y española. Para despejarlos, Euronews ha entrevistado a Lluís Bassets, director adjunto de El País y director de la edición catalana de este periódico.

Cristina Giner, Euronews:
“¿Qué pasos va a seguir Junts pel Si a partir de ahora con estos resultados?”

Lluís Bassets, El País:
“Cabe esperar que con los resultados que tenemos a mano ahora Junts pel Sí intente formar gobierno bajo la Presidencia de Artur Mas. Al parecer, Esquerra Republicana y Convergencia ya tenían incluso un esquema de gobierno pactado en el momento en que decidieron hacer la candidatura, lista electoral, Junts pel Sí. Y el problema es cómo conseguir una mayoría parlamentaria que sólo pueden conseguir con los votos o con la abstención de la CUP. Yo creo que esto se va a resolver pronto, la CUP es una formación que en muchos casos ya se ha comportado con un voto de geometría variable; es decir, puede perfectamente votar a favor, en contra y abstenerse. Puede emitir un voto muy matizado para expresar su posición de apoyo a la independencia y de desacuerdo con Artur Mas por los recortes y la corrupción. Esto es lo que yo creo será el paso inmediato”.

Euronews:
“¿Qué repercusión pueden tener estos resultados en las elecciones generales de diciembre?”

Lluís Bassets:
“Estas elecciones lanzan un mensaje muy fuerte al conjunto de la opinión pública española. Y le están diciendo que el Partido Popular, que ha sido en buena parte el origen del problema, no es el partido capaz de enfrentarse a este problema y de resolverlo. Y que, en cambio, está emergiendo una nueva fuerza, que es Ciudadanos, que sí tiene un gran apoyo en Cataluña, de forma que es el primer partido de la oposición, y que tiene el lenguaje y el discurso capaz de dirigirse al resto de España para convertirse en parte de la solución, como minimo. Para el PP es una derrota en toda regla, para Mariano Rajoy también, respecto a su método, a su talante y a los mensajes que ha utilizado con Cataluña”.

Euronews:
¿Cómo cree que va a quedar la cuestión europea?

Lluís Bassets:
“Yo creo que con la cuestión europea, como con la cuestión internacional, es difícil que cambien mucho las cosas respecto a la aproximación que han tenido todos los gobiernos e instituciones de considerar que esto es un asunto interno. Pensando que hay unas elecciones generales a la vuelta de la esquina y que además está ya perfilándose un cambio de mayorías, un cambio de gobierno muy profundo, en el que además el tema catalán va a ser prácticamente el tema estrella, el tema central, yo creo que no va a variar sustancialmente la aproximación de los gobiernos europeos, ni la aproximación de ninguna institución internacional”.

Euronews:
“Hemos hablado de encaje político y de encaje económico, pero ¿cuál es el encaje emocional de estos resultados?”

Lluís Bassets:
“El Partido Popular ha podido comprobar en carne propia los problemas de orden afectivo, sentimental, emocional que provoca una mala gestión de un conflicto que tiene mucho de intereses. La gran virtud que tienen los intereses es que son cuantificables y se puede pactar sobre ellos. El problema que tienen los sentimientos es que no hay forma de pactar sobre ellos. Yo creo que realmente hay heridas, probablemente heridas muy profundas, pero si se consigue traducir el conflicto en términos cuantitativos, de intereses, de competencias, de enunciados jurídicos y se consigue hacerlo muy rápidamente, yo creo que todavía estamos a tiempo de recuperar todos sentimientos heridos y rotos”.