Última hora

Última hora

¿Ha cambiado la actitud de los alemanes hacia los refugiados?

La caída del muro de Berlín en 1989 marcó la última ocasión en la que la canciller alemana y el presidente francés hablaron juntos en el Parlamento

Leyendo ahora:

¿Ha cambiado la actitud de los alemanes hacia los refugiados?

Tamaño de texto Aa Aa

La caída del muro de Berlín en 1989 marcó la última ocasión en la que la canciller alemana y el presidente francés hablaron juntos en el Parlamento Europeo. Ahora Angela Merkel y François Hollande lo volverán a hacer otra vez como consecuencia de la crisis migratoria y de refugiados sin precedentes a la que se enfrenta la Unión.

Un equipo de euronews se ha trasladado a Alemania para comprobar si ha cambiado la actitud de los ciudadanos ante esta avalancha de solicitantes de asilo. Y aquí, en Estrasburgo hemos entrevistado comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa que acaba de publicar un informe sobre Alemania y los solicitantes de asilo.

A principios de septiembre el país abrió sus fronteras a los solicitantes de asilo y muchos alemanes, como este empresario, decidió destinar un millon y medio de euros para construir un centro de acogida.

“Pensamos que necesitaban ayuda urgentemente y que teníamos que contribuir para poder ofrecer a estas personas uno sitio decente para vivir de forma digna en Alemania, y concretamente aquí en Coblenza”, ha dicho Detlef Könitz.

Su empresa compró contenedores totalmente equipados. Ahora aquí viven unas 100 personas, la mayoría de Siria, que sueñan con un futuro mejor.

“El Gobierno alemán quiere a todos los que vienen a Alemania y a los que quieren vivir aquí. Aquí hay democracia y todo está bien. Quieren ayudar a todo el mundo, no solo a los sirios, sino a todos. Ayudan a todos”, ha explicado este hombre.

Aunque a veces el constante flujo de personas mengua este entusiamo. Ahora las autoridades hablan de la posibilidad de que lleguen a Alemania un millón y medio de refugiados este año. Y esto puede cambiar las políticas, fundamentalmente en este país.

Los habitantes afirman que no tienen ningun problema con los refugiados, aunque no saben muy bien cómo las autoridades gestionarán de manera adecuada tantas llegadas.

“Bueno si esto sigue así, con más de 1.000 refugiados que llegan todos los días, pienso que tendremos un problema”, ha respondido este vecino.

“Cuando oigo esas cifras, lo que va a pasar a nivel nacional, empiezo a hacerme preguntas. Y oigo muchas personas que hablan de esto y están un poco asustadas”, ha dicho esta mujer.

Hemos entrevistado en Estrasburgo al comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muižnieks, para hablar sobre la crisis migratoria y de refugiados a la que se enfrenta la Unión Europea.

Sándor Zsíros, euronews:
¿Cuáles son las principales conclusiones de su informe sobre la situación de los refugiados en Alemania?

Nils Muižnieks, comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa:
“Alemania está haciendo un trabajo realmente extraordinario recibiendo a tantos refugiados y solicitandes de asilo. Los principales puntos son los siguientes: necesitan invertir más para que puedan procesar mas rápidamente sus solicitudes. Tienen que invertir más en personal, no solo para el procesamiento de datos sino para trabajar con estas personas en los centros de acogida para que aprendan el idioma lo antes posible. Ademas hay que pensar a largo plazo porque la sociedad alemana es una sociedad cada vez más diversificada. Existe un pequeña minoría violenta a pesar de que el ambiente en general es acogedor. Y tienen que invertir estratégicamente para promover la tolerancia y la convivencia en el futuro”.

euronews:
¿Cree que la actitud de los alemanes está cambiando hacia los cientos de miles de inmgrantes que hay en Alemania?

Muižnieks:
“El ambiente político parece estar cambiando. Hay ciertos partidos políticos que están criticando a la canciller y al Gobierno. Y esto, por supuesto, podría facilitar las cosas a las personas más críticas. Pero la inmensa mayoría de la gente es muy acogedora. He visto muchos signos de solidaridad, voluntarios trabajando, ofreciendo su tiempo, donando su ropa, alimentos, medicamentos. Y mi mensaje para los alemanes que es que no bajen la guardia, que sigan así y que prediquen con el ejemplo. Pero también que lideren la reforma del sistema de inmigración y asilo”.

euronews:
¿Cree usted que esta presión migratoria desencadenará una ola de crímenes por odio en Alemania?

Muižnieks, Commissioner for Human Rights:
“Sí, hemos visto un aumento de delitos por odio, el numero de ataques e incendios contra los centros de asilo ha sido mas del doble en comparación el año pasado. Hay personas con malas intenciones que se movilizan y actúan. Existe una iniciativa del Gobierno, ha tomado una posición firme contra la incitanción al odio, particularmente en internet colaborando con Facebook, Twitter y Youtube y otras plataformas para retirar rápidamente material racista”.

euronews:
¿Cómo debería actuar la UE?

Muižnieks:
“El problema es que Europa no está actuando de forma coordinada, está actuando de una manera fragmentada. Algunos países lo están haciendo relativamente bien, algunos son bastante acogedores y otros no. El problema es que este asunto es una cuestión europea. No puede transferirse a nivel nacional. Y estoy esperando una respuesta europea que aún no hay. Espero que los alemanes tomen la iniciativa y presionen para que haya una política europea sobre este asunto”.

euronews:
¿Qué papel puede tener Francia?

Muižnieks:
“Creo que Francia también es importante, si Francia y Alemania deciden que algo es prioritario, las cosas cambiarán”.