Última hora

La “ciudad de la luz” ya no brilla tanto.

Al menos desde hace cuatro días cuando el sindicato de empleados de la limpieza de París decidió convocar una huelga para exigir una mejora salarial y profesional.

Desde entonces la basura se acumula y los turistas no parecen muy satisfechos.

“No da una buena imagen de la ciudad. He venido unos cuantos días y no estoy seguro de que vaya a volver”, decía un visitante.

El miércoles, los representantes sindicales fueron recibidos en el ayuntamiento de la capital francesa pero estos denuncian que la alcaldesa no quiere negociar con ellos.

“El miércoles por la mañana nos sentamos en la mesa de negociación y lo único que vimos fue desprecio, nada más sobre la mesa. Lo que le pedimos a Anne Hidalgo es que se siente con nosotros lo antes posibles. Es la alcaldesa la que tiene secuestrados a los vecinos, comerciantes y contribuyentes”, denunciaba el representante del sindicato CGT Regis Vieceli.

Aproximadamente un 40% de los basureros de París ha secundado la huelga. Estos trabajadores reclaman más facilidades de promoción laboral y mejores sueldos.