Última hora

Última hora

La fiscalía alemana registra las sedes de Volkswagen, mientras el director en EEUU se disculpa ante el Congreso

La fiscalía alemana ordena el registro de varias sedes de Volkswagen en el país, incluida la central en Wolfsburgo, para incautarse de documentación

Leyendo ahora:

La fiscalía alemana registra las sedes de Volkswagen, mientras el director en EEUU se disculpa ante el Congreso

Tamaño de texto Aa Aa

La fiscalía alemana ordena el registro de varias sedes de Volkswagen en el país, incluida la central en Wolfsburgo, para incautarse de documentación sobre cómo el grupo automovilístico hizo el trucaje para las pruebas anticontaminación. La policía se llevó de estas sedes e incluso pisos particulares papeles y soportes informáticos. A nivel interno, tres personas relacionadas con el desarrollo de motores diésel han sido suspendidas.

Mientras tanto, en el Congreso estadounidense el responsable en este país del grupo Michael Horn respondía a la investigación de los parlamentarios ya que el escándalo lo reveló el regulador medioambiental federal.

“Me gustaría expresar una sincera disculpa por el uso de Wolkswagen de un programa informático que servía para engañar al sistema que probaba las emisiones”, admitió Horn. “Estos acontecimientos son altamente lamentables. No pensaba que una cosa así fuera posible en el grupo Volkswagen. Hemos roto la confianza de nuestros clientes, concesionarios y empleados, así como del público y los reguladores”.

En el turno de preguntas y respuestas, Horn precisó que pese a ser informado de anomalías sobre las emisiones contaminantes de los vehículos en la primavera de 2014 él no supo que se trataba de un programa informático fraudulento hasta el pasado 1 de septiembre. El responsable añadió que la reparación del medio millón de vehículos afectados en Estados Unidos no se terminará hasta 2017. En todo el mundo, la compañía calcula que son once millones.